La gripe avanza lentamente entre nosotros; la incidencia del virus alcanzó la semana pasada, hasta el 27 de enero, los 80,5 enfermos por 100.000 habitantes (número de casos contabilizados por la Red de Médicos Centinela de la Comunidad de Madrid).

La gripe está ya por encima del umbral epidémico (marcado por la media de casos en las últimas cinco temporadas)
Aunque la situación aún no ha generado la alerta sanitaria, la enfermedad se ha situado ya claramente por
encima del umbral epidémico (59 contagios por 100.000 madrileños) y casi triplica la virulencia que registraba el año pasado en estas fechas (30 casos).

La Consejería de Sanidad recuerda que, pese a estar técnicamente por encima del umbral epidémico (marcado por la media de casos registrados en las últimas cinco temporadas), la incidencia de la gripe este año sigue siendo moderada y es por eso que no genera alerta sanitaria.

Pero el virus se extiende con gran rapidez; si hace 15 días, a mediados de enero, se registraron sólo 39 casos por 100.000 habitantes, esa incidencia se disparó la semana pasada hasta los 66 contagios, y ya está en 80,5.

Epidemia en marzo

Los registros de esta temporada son, además, muy elevados en comparación con lo ocurrido el año pasado.

En estas fechas, la incidencia apenas alcanzaba los 30 contagios por 100.000 habitantes y sólo se superó el umbral epidémico entre las semanas 9 y 11 del año, durante el mes de marzo.

A primeros de enero en 2005 hubo 450 contagios por 100.000 habitantes

En aquellos días, el virus llegó a contagiar a 110 personas de cada 100.000.

Mucho más virulenta fue la enfermedad en 2005; cuando a primeros de enero se llegaron a registrar 450 contagios por 100.000 habitantes.

La comunidad sufrió en 2005 la muerte de 28 personas a causa del virus de la gripe, mientras que el año anterior sólo fueron siete, cuatro veces menos.

Aquella gripe provocó en España la muerte de 520 personas hasta marzo, once veces más que la mortalidad provocada por el virus durante la temporada anterior.

Más virus por las aglomeraciones

El metro, el autobús, el cole, el trabajo... Todos los sitios en los que los que se concentra una buena cantidad de personas favorecen el contagio de la gripe, según explica Francisco Marqués, subdirector general de Epidemiología de Sanidad.

Al hablar, toser o estornudar las personas emiten partículas que contienen el virus y que empiezan a circular en nuestro entorno.

Al aire libre las aglomeraciones son menos peligrosas, pero también influyen los cambios bruscos de temperatura.

Vacunas, más de un millón

Sanidad administró 1.140.000 vacunas contra la gripe en los dos meses de duración del periodo de vacunación, del 23 de octubre al 23 de diciembre.

Es especialmente indicada para mayores de 60 años.

Medicación sin antibióticos

Normalmente sólo se tratan los síntomas de la gripe.

Se administran medicamentos que mejoran el estado del paciente: antitérmicos contra la fiebre y antitusivos contra la tos.

Los antibióticos no sirven de nada.

Incidencia, medio millón

Cada año, la enfermedad afecta a más de 500.000 madrileños.

En España, entre tres y tres millones y medio de ciudadanos sufren la gripe.

Tiene una incidencia de 8.000 personas por 100.000 habitantes.