Operarios del servicio de limpieza, trabajando este jueves en la Plaza Mayor.
Operarios del servicio de limpieza, trabajando en la Plaza Mayor durante la huelga de limpieza. Jorge París

La huelga de limpieza no se está notando con la misma intensidad en todas las calles de Madrid. El Consistorio ha priorizado la presencia de los servicios mínimos (fijados en un 40%) en las zonas con mayor interés turístico y/o comercial, como Colón, la Puerta del Sol o la Plaza Mayor, dejando a cambio desatendidos los distritos más alejados de la almendra central, como Carabanchel o Vallecas.

"Aquí los servicios mínimos ni están ni se les espera. Yo no he visto un solo barrendero estos días. La basura está diseminada por toda la calle", asegura Rosa Bravo, portavoz de los vecinos de Puente de Vallecas. En el barrio de Zofio (Usera) tiene la misma impresión: "Las calles ya estaban muy sucias antes de la huelga, pero ahora es demasiado. Se nota que no ha venido nadie durante estos días", explica Francisco Rodríguez, de la asociación de vecinos del barrio.

Además, está la acción de los piquetes que, según el Ayuntamiento, ha provocado que en determinados distritos (Centro, Chamberí y Tetuán) no se cubra ni el 18% del servicio previsto. Algunos cantones de limpieza, incluso, han tenido que ser escoltados para realizar su labor.

En la Plaza Mayor, por ejemplo, se podía ver este jueves a cinco barrenderos dejando impoluta la calzada mientras eran custodiados por una patrulla de la Policía local. Muy cerca, las calles adyacentes de Huertas lucían un aspecto muy distinto: "Está todo sucísimo y nosotros no hemos visto ni un barrendero por aquí, pese a que hacen más falta porque es una zona de copas. También hay muchas papeleras reventadas y basura esparcida por la acción de los piquetes", explica Juan Carlos Mora, representante de la asociación de vecinos de Las Letras.

Está todo sucísimo, no hemos visto ni un barrendero por aquíEl Ayuntamiento de Madrid reconoce estar dando prioridad a algunas calles, sobre todo en las que existe mayor concentración de personas o alta densidad de tránsito peatonal, como centros sanitarios, intercambiadores de transporte, mercados, avenidas comerciales y enclaves turísticos. Sin embargo, los servicios mínimos para el mantenimiento de zonas verdes y conservación de áreas infantiles y mayores es bastante menor: un 25%.

Los sindicatos consideran que la distribución de los servicios mínimos se está haciendo de forma arbitraria: "La prioridad máxima la están dando a la fachada de la ciudad. La parte bonita. La limpieza en los distritos de la periferia brilla estos días por su ausencia", asegura Félix Carrión, portavoz de CC OO. Carrión estima también que el "cien por cien" de la plantilla que no está asignada a los servicios mínimos ha secundado la tercera jornada de paros. "No ha entrado a trabajar nadie que no estuviera asignado a los servicios mínimos, es un cien por cien de seguimiento", ha explicado el portavoz sindical quien, además, ha manifestado que no se ha producido ningún tipo de "avance" para resolver el conflicto que mantienen los representantes de los trabajadores con las concesionarias.

Rechazo a la propuesta de las concesionarias

Las tres empresas del servicio que plantean el ERE han ofrecido a los sindicatos reducir un 12% el número de despidos inicialmente planteado a cambio de negociar fórmulas alternativas de ahorro de costes, lo que afectaría a unos 136 trabajadores, pero esta propuesta no ha conseguido paralizar la huelga, convocada en protesta por el anuncio de Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por parte de las empresas, que afectaría en un principio a 1.134 personas.



Consulta aquí más noticias de Madrid.