Comunidad Valenciana

Fabra, sobre Canal Nou: "No cerraré un colegio o un hospital por tener televisión autonómica"

  • El presidente valenciano ha asegurado que el cierre es "innegociable" y que se va a seguir un proceso "rápido" para el cese de las emisiones de la cadena pública.
  • "No tenemos 40 millones de euros para satisfacer la readmisión" del millar de trabajadores de RTVV, ha destacado Fabra. 
  • Ha afirmado que estudiarán reclamar a Garrigues los 125.000 que se embolsó por ejecutar el ERE y ha negado responsabilidades en su gobierno.
  • Fabra cierra Canal Nou tras anularse el despido colectivo.

El president de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, ha asegurado este miércoles que el cierre de la Radio Televisión Valenciana (RTVV) es "innegociable" y que se va a seguir un proceso "rápido" para proceder "cuanto antes"al cese de las emisiones de la cadena. Además, ha afirmado que no entra en sus planes crear una nueva televisión pública valenciana en el futuro.

Durante su comparecencia en el Palau de la Generalitat ante los medios de comunicación, Fabra ha achacado esta decisión a la sentencia que se hizo pública ayer martes según la cual se declara nulo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) llevado a cabo por la entidad que suponía el despido de 1.000 de sus 1.600 empleados.

El fallo, además, obliga a RTVV a readmitir a estos 1.000 trabajadores, lo que según Fabra, supone un coste adicional para el Consell "de 40 millones de euros" que ahora mismo, dice, no se pueden permitir: "No seré yo quien cierre un colegio o un hospital para mantener RTVV, es la decisión más difícil que hemos adoptado hasta ahora, pero no nos queda otra".

De esta forma, Fabra ha insistido en que su prioridad es mantener "la sanidad, la edución y los servicios sociales" y que actualmente no pueden permitirse una televisión pública con una estructura que supondría "un coste de 183 millones de euros".

En cuanto a la desastrosa gestión del ERE que según la justicia vulneraba derechos constitucionales de los trabajadores, el presidente del Consell eximió de responsabilidades a su número 2, el vicepresidente José Císcar, quien inició el proceso, y apuntó directamente a la directora del ente, Rosa Vidal, y a los sindicatos.

Además, ha afirmado que estudiarán pedir una compensación al despacho de abogados Garrigues, al que se contrató para ejecutar el ERE con un coste de 125.000 euros.

Llama la atención que pese a alegar motivos económicos para el cierre del ente, Fabra ha comentado que desconoce el coste exacto que puede suponer esta medida, aunque han estimado que "podría rondar el presupuesto de un año de la entidad", es decir, unos 183 millones de euros

Para Fabra, cerrar RTVV ha sido una decisión "nada cómoda, muy difícil", pero la única posible para seguir avanzando en la prestación de servicios básicos a los ciudadanos.

El Comité de Empresa, abierto a negociar

Un nutrido grupo de trabajadores de RTVV ha permanecido concentrado a las puertas del Palau de la Generalitat durante la comparecencia de Alberto Fabra portando una pancarta con la inscripción "los trabajadores no somos los culpables".

Tras conocer sus declaraciones, la presidenta del Comité de Empresa, Salut Alcover, se ha mostrado dispuesta a abrir un proceso de negociación para salvar la televisión pública: "Lo que se necesita es consenso y diálogo porque esta empresa es viable".

Por su parte, la portavoz de Esquerra Unida, Marga Sanz, ha pedido la dimisión del presidente, Alberto Fabra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento