El rey sale del hospital
El Rey Juan Carlos, a la salida del Hospital Quirón Madrid. EFE/Emilio Naranjo

El rey Juan Carlos volverá a ser operado de la cadera el próximo 21 de noviembre en Madrid, según han confirmado fuentes de la Casa Real a 20minutos. Se trata de una segunda operación quirúrgica necesaria para implantarle la prótesis definitiva en la cadera izquierda.

La fecha anunciada coincide con el cumplimiento del plazo de ocho semanas previsto por el cirujano que le operó El doctor Miguel Cabanela, quien el pasado 24 de septiembre se encargó de retirar a don Juan Carlos el implante infectado que tenía en la cadera en la clínica privada Quirón de Madrid, será también quien se ocupe de esta nueva intervención. Cirujano de la Clínica Mayo de Minnesota, este especialista de origen gallego ha seguido puntualmente desde EE UU el proceso postoperatorio del monarca. Así, ha estado en contacto diario con el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Miguel Fernández Tapia-Ruano, quien ha supervisado la rehabilitación y el tratamiento al que sido sometido don Juan Carlos durante su convalecencia.

La fecha de esta operación anunciada por la Casa Real coincide con el cumplimiento del plazo de ocho semanas previsto por el cirujano, quien al igual que el 24 de septiembre también estará acompañado por su colega de la Clínica Mayo Robert Trousdale.

Será la decimocuarta intervención quirúrgica a la que el jefe del Estado se somete a lo largo de su vida, la octava en los últimos tres años y medio.

Segunda intervención

Según explicó el pasado mes de septiembre a 20minutos el doctor Villanueva, médico especialista en prótesis de cadera y rodilla y casos complejos, en esta primera fase (que ha durado dos meses) el rey ha llevado una prótesis de cemento "que suelta antibióticos en grandes concentraciones y cumple también una función mecánica, ya que evita que los tejidos se acorten y el paciente pueda caminar". Ahora, dos meses después de aquella primera intervención, se le colocará la prótesis definitiva.

Al igual que en la primera intervención, esta segunda tiene también un protocolo a seguir: "Consiste en retirar la prótesis temporal (de cemento y con antibiótico), conviene limpiar los tejidos, se toman varias muestras protocolizadas para cultivarlas y se comprueba si quedan restos de infección", enumera el doctor Villanueva.

En esta fase "es fundamental el informe del patólogo", recuerda este especialista, ya que si ve que hay zonas de inflamación se puede interpretar como posibles focos residuales de infección, y esto podría hacer que los cirujanos no lleguen a poner la prótesis definitiva en esta segunda operación. Esa prótesis será de mayor volumen que la provisional que tiene ahora, y de un material más rugoso para facilitar el crecimiento del hueso.

Después de esta operación, que dura aproximadamente dos horas, el paciente —en este caso, el rey— podría estar entre cuatro y siete días en el hospital antes de recibir el alta médica. "A las 48 horas ya podría sentarse y empezar a caminar a las 48 o 72 horas de la intervención", añade el doctor Villanueva.

Evolución desde la primera intervención

La operación a la que se sometió el pasado mes de septiembre propició algunos cambios en la agenda real, especialmente en lo referente a los actos del 12 de octubre, cuyo desfile militar presidió por primera vez el príncipe Felipe.

Tres semanas después de ser intervenido en la clínica Quirón, el rey reapareció sin muletas —aunque permaneció de pie sin moverse— en un encuentro en Zarzuela con el príncipe, Rajoy y Margallo para preparar la Cumbre Iberoamericana que se celebró en Panamá el 18 y 19 de octubre. Días después, el 22 de octubre, en un encuentro con los representantes de la Junta Rectora del Instituto de España, el monarca bromeaba sobre el uso del bastón y volvió a prescindir de sus muletas para recibir de pie a sus invitados.

En la agenda de la Familia Real para esta semana figura otra audiencia de don Juan Carlos, en este caso en el Palacio de El Pardo, con una delegación de la Fundación Keren Hayesod-United Israel Appeal.