Francia pagó 20 millones por la liberación de los secuestrados en Níger, según 'Le Monde'

El presidente francés, François Hollande (2-d), recibe a los cuatro franceses secuestrados en 2010 en Níger.
El presidente francés, François Hollande (2-d), recibe a los cuatro franceses secuestrados en 2010 en Níger.
EFE

El Gobierno francés ha pagado más de 20 millones de euros por la liberación de los cuatro ciudadanos galos que fueron secuestrados por Al Qaeda hace más de tres años en Níger, según ha informado este miércoles Le Monde. El diario hace una reconstrucción de la operación que ha permitido su puesta en libertad.

Esa información contrasta con las declaraciones formuladas este martes por el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius. Este aseguró desde el país africano, al que viajó para acompañar a los rehenes en su regreso a Francia, que el Gobierno galo no ha realizado "ningún pago" por su liberación.

Pierre Legrand, Daniel Larribe, Thierry Dol y Marc Féret, que ya están en Francia, fueron rescatados por un grupo de 14 tuaregs en el extremo norte de Malí, cerca de la frontera con Mauritania y Argelia, y habían partido desde la ciudad maliense de Kidal el 21 de octubre, según el periódico.

Le Monde informa de que los tuaregs, que viajaban a bordo de varios vehículos, partieron en busca de los rehenes sin ningún aparato de comunicación. No querían ser detectados por los servicios de inteligencia franceses ni estadounidenses o que hubiera una operación con aviones no tripulados contra los captores una vez que se hiciera efectiva la liberación.

Antes de partir, miembros de la Dirección General para la Seguridad Exterior entregaron a los tuaregs la "contrapartida" para la liberación de los rehenes, "más de 20 millones de euros", según ha señalado al periódico una "fuente francesa conocedora de los detalles de esta operación".

Se había acordado con los secuestradores debían reunir a los cuatro rehenes, que fueron separados en julio, en un punto y dejarles allí durante dos o tres días con agua y alimentos suficientes. El dinero del rescate se dejaría en otro lugar y los secuestradores darían las coordenadas GPS para encontrar a los secuestrados.

La operación, según el periódico francés, ha sido el resultado de seis meses de negociaciones, en las que llegado un punto, el presidente nigerino, Mahamadou Issoufou, informó a su homólogo francés, François Hollande, de que había que pagar por la liberación. El mandatario galo dio su visto bueno.

Recibidos por Hollande

Estos cuatro ciudadanos franceses llegaron este miércoles hacia las 11.45 hora local, en un avión oficial medicalizado al aeropuerto militar de Villacoublay, en las afueras de París, donde les ha recibido Hollande. Junto a ellos se encontraban, además de sus familiares más cercanos, el ministro de Exteriores y el de Defensa, Jean-Yves Le Drian.

Antes de embarcar en Niamey, Le Drian ha insistido en que su Ejecutivo no ha pagado ningún rescate. Entrevistado por la emisora RTL señaló que "gracias a la experiencia" de Issoufou, que activó las redes de su Estado, se pudo liberar, "sin asalto", a los cuatro rehenes. "Es una iniciativa de Estado, del Estado de Níger", respondió al ser preguntado por las contrapartidas ofrecidas al grupo de secuestradores de Al Qaeda en el Magreb Islámico, que confirmó que fue el que los había mantenido secuestrados.

Dol, Larribe, Legrand y Féret fueron capturados el 16 de septiembre de 2010 en un complejo minero del grupo francés Areva en Arlit, en el norte de Níger. Acerca de las informaciones sobre un pago de rescate por parte de Areva, el titular de Exteriores replicó que "en este momento la imaginación es fértil". "Francia ha mantenido la misma línea en estos tres años, no pagamos", insistió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento