El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha ordenado al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, que convoque al embajador de Estados Unidos en Madrid, James Costos, para recabar información sobre un supuesto espionaje de Estados Unidos a España. La cita entre Exteriores y Costos será el próximo lunes a las 10.30 horas.

Rajoy ha informado de esa decisión en la conferencia de prensa que ha ofrecido al término del Consejo Europeo de Bruselas, en la que ha precisado que el Gobierno no tiene constancia de que haya habido espionaje de Estados Unidos a dirigentes políticos españoles.

Para aclarar este asunto es para lo que ha pedido a Margallo que convoque al embajador estadounidense, ha explicado Rajoy, quien ha considerado que el espionaje no cabe entre países "amigos y aliados".

Yo soy el presidente del Gobierno, y cuando tome las decisiones, las tengo que tomar muy fundamentadas Rajoy ha explicado que hasta que no tenga toda la información no tiene previsto adoptar ninguna medida, ya que no sabe si pueden ser ciertas o no las informaciones sobre el supuesto espionaje a España. "Yo soy el presidente del Gobierno, y cuando tome las decisiones, las tengo que tomar muy fundamentadas", ha recalcado antes de insistir en que ya se verá cuales son los próximos pasos que da el Ejecutivo en función de la información que vaya recibiendo.

Ante el hecho de que Alemania y Francia hayan avanzado ya que se van a dirigir a Estados Unidos por este asunto, ha señalado que en este tipo de cuestiones las decisiones se adoptan de forma individual por parte de cada país en función de lo que consideren oportuno. "Las decisiones en esta materia no corresponden a la UE, sino que son competencia exclusiva de los estados miembros, y Francia y Alemania han decidido hacer una cosa y los demás podemos decidir lo mismo u otra cosa", ha reiterado.

Sin noticias del CNI

Preguntado sobre tema en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes, el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, explicó que no le consta "que el CNI esté realizando una investigación sobre el supuesto espionaje".

Margallo también habló sobre una reunión sobre el tema a partir de las 10.30 del lunes, de "la que saldrán más noticias" sobre el asunto. Eso sí, Margallo reiteró que, de ser cierto el espionaje, "sería una práctica totalmente inadmisible e inaceptable entre socios, y el tema de la privacidad supone una línea roja muy difícil de asumir".