Homenaje a Gregorio Ordóñez
Jose María Aznar, acompañado por la viuda y la hermana de Ordóñez, en el homenaje al que siguió la profanación. Juan Herrera / Efe
La Ertzaintza ha identificado a siete menores por su presunta implicación en unos destrozos causados este sábado sobre la tumba del dirigente popular asesinado por ETA en 1995, Gregorio Ordóñez, cuyo panteón quedó el viernes cubierto de flores en un homenaje al que asistió el ex presidente del Gobierno José María Aznar.

Las flores que estaban depositadas sobre la tumba de Ordóñez habían sido pisoteadas y destrozadas
El departamento vasco de Interior informó de que los hechos tuvieron lugar hacia las 16.20 horas, cuando una patrulla de la Ertzaintza que acudía al barrio donostiarra de Egia, donde unos violentos habían cruzado en la calzada varios contenedores de basura, observó la sospechosa presencia de unos jóvenes en las inmediaciones del cementerio.

Los agentes, que constataron que al menos las flores que estaban depositadas sobre la tumba de Ordóñez habían sido pisoteadas y destrozadas, procedieron a la identificación de los menores.

Las mismas fuentes precisaron que algunos de los menores que no portaban documentación han sido trasladados a comisaría para identificarlos.

La Ertzaintza ha abierto diligencias por este suceso e investiga la presunta participación de los menores en el ataque contra la tumba de Ordóñez, que el viernes fue objeto de un homenaje al que asistió Aznar, su mujer, Ana Botella, la presidenta del PP vasco, María San Gil, y otros representantes populares como Esperanza Aguirre, Gabriel Elorriaga o Jaime Mayor Oreja.