Nieve en Valencia
El temporal ha creado dificultades en las carreteras de la Comunidad Valenciana. Juan Carlos Cárdenas / Efe

El temporal de frío y de nieve que desde el pasado lunes azota España comienza a remitir pero todavía continúan los problemas en numerosas carreteras peninsulares, muchas de ellas de la red principal.

Según datos de la Dirección General de Tráfico, la nieve dificultaba el sábado el tránsito en muchas vías de las provincias de Murcia, Almería y Granada, en las que se tuvo que cortar al tráfico varios tramos de carreteras de la red principal.

Además, casi treinta puertos de montaña, la mayoría en la mitad norte de la península, seguían cerrados como consecuencia de la nieve que se ha acumulado durante los últimos días, y las cadenas eran necesarias para cruzar cincuenta puertos, todos ellos en la red secundaria.

Además de en estas tres provincias, la nieve y el hielo dificultaban el tráfico en carreteras de Albacete, Ávila, Burgos, Cádiz, Córdoba, Ciudad Real, Cuenca, Jaén, Lugo, Málaga, Sevilla, Segovia, Teruel, Toledo, y Valencia, y muchos tramos de la red secundaria en estas provincias están cortados.

La DGT ofrece información detallada de las incidencias.

Ante el temporal, la DGT hizo un llamamiento para que se extremen las precauciones en la carretera, para que se eviten los desplazamientos por las zonas más afectadas y para que se viaje siempre con las cadenas en el maletero por si son necesarias durante el trayecto.

Protección Civil mantiene además la alerta en cinco comunidades: Castilla-La Mancha, Andalucía, Aragón, Valencia y Murcia; y en Canarias por fuertes chubascos.

Quince heridos en Almería

Quince personas resultaron heridas de diversa consideración al caerse en la mañana del sábado, debido al peso de la nieve, una marquesina en la estación de servicio de la localidad almeriense de Chiriel.

La marquesina también causó daños materiales a siete vehículos, según informaron fuentes de la Guardia Civil.

Las tareas de auxilio son muy complicadas ya que la carretera de acceso al pueblo está cortada por la nieve y se ha solicitado la ayuda del helicóptero de emergencias sanitarias, si las condiciones atmosféricas lo permiten, ya que al parecer uno de los heridos está grave.

Mientras tanto, los bomberos del Levante están intentando acceder a Chirivel, un pueblo de 1.800 habitantes, precedidos de una máquina quitanieves, pero el corte de la carretera de acceso, hace muy difícil las tareas de los diferentes equipos de emergencias.

Además, los teléfonos de la localidad no están disponibles, lo que hace que la incomunicación sea casi total.