Las tropas iraquíes tendrán la suficiente aptitud y equipamiento para permitir la retirada de la mayoría de las tropas de EEUU para el 2008, afirmó hoy el general Babaker Zebari, jefe del Estado Mayor de las fuerzas de Irak.

El comentario de Zebari, realizado en Fort Riley (Kansas, EEUU), se produce en respuesta al anuncio del presidente estadounidense, George W. Bush, sobre el despliegue de 21.500 efectivos adicionales en Irak como parte del nuevo plan de seguridad.

El general, que observó el entrenamiento de los equipos estadounidenses, espera que las fuerzas iraquíes puedan ser capaces de proveer seguridad a su propia nación y de "trabajar codo con codo" con los Estados Unidos y otros países en la lucha contra el terrorismo.

Zebari apuntó que para que las tropas desplegadas a Irak tengan éxito deberían estar más familiarizadas con la cultura y la mentalidad del país.

Asimismo, comentó que los soldados adicionales enviados por Bush serán suficientes para restablecer el orden en Irak.