Al menos once niñas murieron y otras 15 resultaron heridas a consecuencia del desplome en la madrugada del sábado de la biblioteca y las escaleras de un internado en el estado indio occidental de Gujarat, informó una fuente oficial.

Los vecinos fueron los primeros en llegar al punto del accidente y comenzaron las tareas de rescate apartando los escombros con sus propias manos mucho antes de que llegaran las autoridades, informó la cadena india de televisión NDTV.

"Fui a ver a mi hija Tejal el 17 de diciembre, y ya entonces me dijo que las paredes podían derrumbarse en cualquier momento. Así que le pedí que evitara salir de su habitación. Somos pobres, no teníamos otra alternativa", dijo la madre de una de las víctimas.

Las tareas de búsqueda entre los escombros continuaron durante la madrugada, y las autoridades no descartan que haya aún más niñas bajo los escombros del internado, un complejo público de cuatro plantas situado en el pequeño pueblo de Tichakpura.

Mientras el consejero regional de Educación, Anandi Bhen Patel, aseguró que estaba en trámite un expediente de reparación de las escaleras del edificio, el gobernador de la región, Narendra Modi, ha encargado una investigación sobre el suceso y ha anunciado compensaciones para las familias de las víctimas.

Las niñas heridas se recuperan en los hospitales de la zona.