Cuando Google adquirió YouTube el pasado octubre Google Vídeo quedó en una situación un tanto incomprensible, ¿cuál iba a ser a partir de ese momento el servicio de vídeo de Google?

Sin duda, Google Vídeo tenía muchas menos visitas que YouTube, que en el momento de su compra ya era el portal de referencia en este sentido.

En primera instancia, la compañía no comentó qué iba a diferenciar una página de otra, aunque después de cuatro meses Google ya se ha pronunciado.

Google ha anunciado que Google Vídeo pasará a formar parte de las herramientas de búsqueda de la compañía, abandonando la faceta de almacenamiento de vídeos que se potenciaba hasta ahora.

De esta forma, si ahora se realiza una búsqueda de vídeos en Google Vídeo, los resultados que se muestran incluyen también páginas de YouTube.

Y el futuro es aún más ambicioso, ya que desde la compañía se pretende que Google Vídeo se convierta en el portal de referencia a la hora de buscar un vídeo, independientemente de dónde se encuentre alojado.

Esta decisión se enmarca, en teoría, dentro de la estrategia de Google de mejorar las posibilidades de búsqueda de los usuarios, aunque también surgen voces que plantean que se trata de una solución para no cerrar uno de los dos servicios, que por popularidad indudablemente sería Google Vídeo.

La compañía también ha anunciado que YouTube se mantendrá como una compañía subsidiaria independiente de Google.