Los fallecidos en las carreteras extremeñas descienden un 27% y los accidentes con víctimas un 9,7%

Hasta el próximo domingo la Guardia Civil controlará 10.000 vehículos en carreteras secundarias extremeñas
Campaña tráfico
Campaña tráfico
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

El número de accidentes de tráfico con víctimas registrado en la región en lo que va de año descendió casi un 10% respecto al mismo periodo de 2012, pasando de 1.060 a 966 accidentes, lo que supone 94 menos, y también se han reducido un 27% las víctimas mortales en las carreteras extremeñas desde el 1 de enero hasta el pasado domingo, periodo en el que se contabilizaron 35 fallecidos, 13 menos.

Los 966 accidentes se saldaron con un total de 158 heridos graves, mientras que en el año anterior se produjeron hasta esta fecha 244, experimentando un descenso de 86. Sin embargo, la cifra de heridos leves se mantiene de forma muy similar con 1.251, solo 6 menos.

Estos datos ha sido facilitados este lunes por el delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias, en el transcurso de la presentación de la Campaña Especial de Vigilancia en Carreteras Secundarias que la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha desde este lunes hasta el próximo domingo con el objetivo, según ha dicho, de mejorar la seguridad vial en este tipo de carreteras.

La Guardia Civil tiene previsto controlar más de 10.000 vehículos en la región en los siete días que durará esta operación, para lo que se emplearán los 435 componentes que Tráfico dispone en Extremadura, que serán además "apoyados por otras unidades, como Seguridad Ciudadana", según ha explicado el comandante de Tráfico de la Guardia Civil, Héctor David Pulido, que junto con la jefa provincial de Tráfico de Cáceres, Cristina Redondo y su homólogo en Badajoz, Ignacio Martínez, han acompañado al delegado en la presentación.

Aunque los agentes prestarán atención a todo tipo de infracciones, "se pondrá especial énfasis en la vigilancia de los excesos de velocidad y adelantamientos indebidos, que son las causas de mayor porcentaje de accidentes con víctimas mortales", ha señalado López Iglesias.

A pesar de que las carreteras convencionales soportan un menor tráfico que autopistas y autovías, el 60% de las víctimas mortales del pasado año se registraron en este tipo de carreteras.

En esta campaña la vigilancia se centrará en carreteras convencionales y travesía, donde se producen accidentes por incorporación en intersecciones al mismo nivel y la invasión del carril contrario por adelantamientos.

El jefe provincial de Tráfico de Badajoz, Ignacio Martínez, ha destacado que estas vías de doble sentido suelen tener trazados con poca visibilidad, cambios de rasante, arquetas y tráfico agrícola.

Por su parte, la jefa de Tráfico de Cáceres ha anunciado que estos controles se complementarán con una campaña informativa y de divulgación a través de los medios de comunicación.

Asimismo, el delegado del Gobierno en Extremadura ha reconocido que el punto kilométrico 464 de la N-630 Cáceres es considerado un "punto negro" por su alta siniestralidad.

Año pasado

En la última campaña de este tipo que se llevó a cabo en 2012 en Extremadura, entre el 11 y el 17 de junio, se controlaron en la región 11.111 vehículos, 6.577 en la provincia de Badajoz y 4.534 en la de Cáceres. Se interpusieron 896 denuncias a 893 vehículos y fueron 593 los conductores sancionados en la provincia de Badajoz y 300 en la de Cáceres.

El exceso de velocidad (355 denuncias), seguido del no uso del cinturón de seguridad (75), deficiencias técnicas (55) y el uso del teléfono móvil, fueron las denuncias más frecuentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento