Decenas de colegios tendrán que recurrir un año más al sorteo para dirimir entre el exceso de peticiones de plaza recibidas qué niños estudiarán el próximo curso en sus aulas.
 
La suerte se decidirá mañana en los colegios donde la demanda de plazas sea superior a la oferta, mediante la elaboración al azar de un listado, que servirá para romper los empates cuando dos o más alumnos aspiren a una misma vacante.
 
El sorteo será imprescindible en muchos colegios del Centro, la Margen Izquierda y la zona de Delicias y Universidad, donde las peticiones de plaza han desbordado la oferta, como ya publicó 20 minutos.
 
La proximidad al domicilio familiar (que se valora este año por encima del lugar de trabajo) y la existencia de hermanos matriculados en el mismo centro (el primero se valora con 4 puntos) serán en la mayoría de los colegios determinantes para obtener una plaza directa.
 
El sorteo será público. Se extraerá al azar dos letras del abecedario, que determinarán las dos letras iniciales del primer apellido de los alumnos solicitantes, a partir del cual quedarán ordenadas alfabéticamente el resto de solicitudes.
 
Una vez ordenadas las peticiones se asignará a cada niño la puntuación obtenida de acuerdo con el baremo oficial y se irán admitiendo de forma gradual hasta cubrir las plazas ofertadas. Los empates que surjan se resolverán según el orden obtenido en el sorteo, que determinará qué alumnos son aceptados y cuáles deberán acudir a otro centro. Las listas provisionales de admitidos se publicarán el 4 de mayo.
 
Calendario de reclamaciones
 
Una vez publicadas las listas provisionales de alumnos admitidos en cada centro, los padres tendrán tres días para reclamar al Consejo Escolar. Los listados definitivos se colgarán en los colegios el 12 de mayo. Durante el resto del mes, la comisión de escolarización se encargará de adjudicar las vacantes y después se abrirá el periodo de matriculación, que en infantil y primaria se realizará entre el 6 y el 24 de junio.