El final de la huelga de autocares parece hoy más cercano, después de que la patronal y los sindicatos retomaran ayer un diálogo que permanecía estancado y roto desde hacía semanas.
El encuentro, que aún se mantenía al cierre de este periódico, se produjo después de 42 días de paros matinales (nueve más que la huelga de 2003) en un ambiente propicio que a altas horas de la noche conseguía acercar posturas y hacía posible el pensar en una solución.
 
Todo ello después de que los paros hubieran elevado las pérdidas de las empresas por encima de los tres millones de euros y de la merma sufrida por el sueldo de los trabajadores, que han estado parando sus coches cada día entre las cinco y las nueve de la mañana.
 
Miles de afectados
 
Más de 800 escolares y unos 12.000 trabajadores de los polígonos y de las empresas del extrarradio son los principales afectados por el paro.
 

Horas lectivas perdidas, padres movilizados para turnarse al volante y gastos adicionales derivados del uso del coche particular y del transporte público son algunas de las consecuencias de la huelga, que desde el primer día dejó secuelas en toda Zaragoza.
 
Las afecciones alcanzaron también a las empresas de autocares más pequeñas, cuya estructura económica es incapaz de soportar paros tan prolongados, según aseguraron los sindicatos.
 
Más dinero y descansos
 
Los conductores de autocar quieren un incremento salarial adecuado a su trabajo, así como mejoras enfocadas al descanso. La patronal se ha mantenido durante todo el conflicto alejada de estas peticiones.
 
Los profesores piden más dinero
 
Otro posible conflicto laboral. Docentes y DGA se reunieron ayer para debatir sobre las mejoras que piden los primeros. El encuentro terminó sin acuerdo, después de que los sindicatos consideraran insuficiente la oferta salarial presentada por el Gobierno aragonés. Los profesores piden una subida de 180 euros al mes en un período de cuatro años, de los cuales 90 se derivan de la carrera profesional y el resto de la homologación salarial. La propuesta de la Administración es de 107 euros.