Eclipse de sol
Eclipse de sol. CAM

El primer y escurridizo eclipse de este otoño, de luna penumbral parcial, duró casi cuatro horas y, aunque visible en muchas partes del mundo, fue difícil de observar para astrónomos y aficionados, que tendrán el 3 de noviembre una nueva oportunidad de disfrutar del cielo, esta vez con uno mixto de sol.

El de este viernes fue visible en América, África y Europa −también en España−, aunque no en Australia, Japón y la mayor parte del Pacífico, según la web de la Asociación Astronómica de España.

Tal y como explica esta asociación, los eclipses penumbrales y especialmente los parciales como el de este viernes presentan una gran dificultad de observación y más si el cielo está nublado.

Este viernes se vio lo previsto: poco, ya que al entrar la Luna en la penumbra la disminución del brillo fue tan pequeña que sólo se apreció, en su caso, haciendo fotos del proceso y comparándolas, según han señalado fuentes del Observatorio Astronómico.

El primer contacto con la penumbra de este viernes comenzó a las 23.51 horas, mientras que el máximo del eclipse fue a las 1.51, según cálculos publicados en el Anuario de 2013 del citado observatorio.

Eclipse mixto de sol

Fue el primer eclipse de este otoño, el cual vendrá acompañado de uno mixto de sol, el próximo 3 de noviembre, que será visible en el este de América, Océano Atlántico, sur de Europa y África.

El Observatorio Astronómico detalla en su web que se denomina "mixto" o "híbrido" a un eclipse de sol que durante parte del tiempo es anular y otra parte del tiempo es total.

Propiamente se denomina eclipse de sombra central anular/total y es un tipo de eclipse solar poco frecuente Es total para quienes lo ven cerca de su mediodía y anular para quienes lo ven tras la salida o hacia la puesta del Sol.

Propiamente se denomina eclipse de sombra central anular/total y es un tipo de eclipse solar poco frecuente.

Como el de este viernes el del 3 de noviembre será visible desde España, como parcial, con grados de oscurecimiento muy bajos.

La máxima ocultación del sol por la luna ocurrirá más al sur del país (sobre todo en Canarias).

En Madrid, donde será casi inapreciable, el eclipse parcial se iniciará a las 12.00 horas y tendrá una duración de 71 minutos.

Este tipo de eventos nunca deben observarse sin la adecuada protección ocular, como filtros solares.