Google
El logotipo de Google en las oficinas de la compañía en Nueva York. Andrew Gombert/ EFE

Las acciones de Google han subido este viernes un espectacular 13,80 % y han superado la barrera de los 1.000 dólares por acción por primera vez en la historia de la compañía. Las acciones del buscador cerraron a 1.011,41 dólares cada una.

Con las cifras de este viernes, los títulos de la compañía han subido casi un 43% en lo que va de año El fuerte aumento vino motivado por los excelentes resultados que la compañía con sede en presentó tras el cierre de los mercados de ayer, con un incremento del beneficio neto de un 36,4% en el tercer trimestre del año, hasta los 2.970 millones de dólares. Buena parte de ese ascenso de los beneficios se debió a que la empresa de Mountain View logró un importante incremento del número de visitas a páginas de internet pagadas, que ha compensado con creces el menor precio que Google cobra a las compañías anunciantes.

La buena marcha del negocio publicitario de la empresa y el aumento del tráfico por internet fueron interpretados por los analistas como signos de buena salud financiera, incluso más allá del puro aumento de beneficios.

Google salió a bolsa en agosto de 2004, cuando las acciones de la compañía se pusieron a la venta a 85 dólares, lo que supone que en poco más de nueve años su valor se ha multiplicado casi por doce. Con las cifras de este viernes , los títulos de la compañía han subido casi un 43% en lo que va de año.

Desde su creación, el sistema de búsqueda por internet ideado por Larry Page y Sergey Brin en 1998, se asentó rápidamente como el buscador favorito en todo el mundo, tras lo cual la empresa ha añadido sucesivamente nuevos productos, como el correo electrónico Gmail; un navegador, Google Chrome ; herramientas de productividad, GoogleDocs, o el sistema operativo Android para dispositivos móviles.

Google también ha crecido en los últimos años con las compras, como la del portal de vídeos YouTube o del fabricante de teléfonos móviles Motorola, entre otras.  Con unos ingresos anuales de 50.180 millones en 2012, la compañía tiene más de 46.00 trabajadores en todo el mundo.