El Gobierno de Madrid planteará un conflicto de competencias con el Estado ante el Tribunal Constitucional sobre el Real Decreto que regula los bancos de sangre de cordón umbilical, al estimar que "invade las competencias" regionales y "ataca la libertad de los padres" que quieran guardar sangre de sus hijos.
La Comunidad considera que el Decreto invade sus competencias y "cercena la libertad individual"


Así lo anunció el vicepresidente primero del Gobierno regional, Ignacio González, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde se acordó adoptar esta medida, al haber transcurrido un mes desde que el Ejecutivo madrileño requirió al Estado para que derogara la normativa.

El Gobierno de Madrid basa su decisión en que el Real Decreto del Estado, además de "invadir" las competencias de la Comunidad "cercena la libertad individual" de los padres de conservar la sangre de cordón de sus hijos, y "la de las empresas" porque impide la creación de bancos privados, además de situar "a los españoles en una posición infinitamente peor" que otros europeos que disponen sin problema de estos depósitos.