El abogado defensor de Robert Pickton, Peter Ritchie (i), y el propio Pickton (d). (Nick Didlick / Efe)
El abogado defensor de Robert Pickton, Peter Ritchie (i), y el propio Pickton (d). (Nick Didlick / Efe) Nick Didlick / Efe

El inicio del juicio de Robert Pickton, acusado de la muerte de 26 mujeres y que se teme pueda haber cometido más de 60 asesinatos, ha convocado en Vancouver a cientos de periodistas de todo el mundo y amenaza con convertirse en un "circo informativo".

Apenas tres días después de haber comenzado este juicio, que durará al menos un año, el propio juez, James Williams, ya ha advertido a los 12 miembros del jurado que se parecerá en muchos momentos a una "película de terror".

Williams es el primero que teme que el juicio de Pickton se convierta en un circo concentrado en los detalles más sangrientos.

Tres centenares de periodistas

Más de 300 periodistas de todo el mundo están acreditados para cubrirlo, pero en el interior de la sala donde se juzga a Pickton sólo hay espacio para 50 personas.

En la sala donde se juzga a Pickton sólo hay espacio para 50 personas

Un total de 16 asientos están asignados a medios de comunicación, 15 para las familias y amigos de las víctimas, 13 para el público, dos para los allegados a la familia del acusado y los cuatro restantes para funcionarios policiales y de servicios sociales.

Las familias de las víctimas han solicitado que los medios de comunicación se concentren en las mujeres desaparecidas, y que se presume fueron asesinadas por Pickton, de 57 años, en su granja de cerdos de Port Coquitlam, a unos 45 kilómetros al este de Vancouver.

Cuidado con los medios

En todos los casos, las víctimas nunca recibieron demasiada atención en vida.

Se trata de prostitutas, drogadictas y en muchos casos indígenas a las que durante años la policía de Vancouver les negó una investigación de sus desapariciones porque es lo "habitual" en el mundo de la prostitución.

En un intento de controlar el posible festín informativo el tribunal ha ordenado a los medios de comunicación que siguen el caso que no publiquen detalles de las pruebas acumuladas contra el acusado antes de que sean presentadas a los miembros del jurado.

Se rompen las reglas 

Pero algunos medios londinenses y estadounidenses, según publicó The Globe and Mail, ya han empezado a romper las normas y han publicado pruebas y detalles del caso.

La mayor preocupación son los medios de comunicación estadounidenses

La mayor preocupación son las tácticas de los medios de comunicación estadounidenses, mucho más agresivas -y para algunos "amarillistas"- que las de la prensa canadiense.

Es un conflicto que ya se vivió en 1998, durante las tareas de recuperación de los restos del avión de Swissair que se estrelló frente a la cosa de Nueva Escocia, accidente en el que murieron sus 229 ocupantes.

En esa ocasión, el forense encargado de examinar los restos de las víctimas amenazó en varias ocasiones con cancelar las ruedas de prensa periódicas que ofrecía por la insistencia de algunas televisiones estadounidenses en obtener detalles escabrosos del estado en el que se encontraban los cuerpos.

Espeluznante

El juicio de Pickton sin duda está cargado de detalles espeluznantes. El lunes, durante la primer jornada del juicio, la fiscalía ofreció una muestra de lo que se avecina.

El fiscal jefe, Mike Petrie, reveló que durante el juicio presentará detalles de como la policía encontró en un congelador en la granja de Pickton las cabezas divididas por la mitad de dos de las víctimas así como pies, manos y otros restos humanos.

Petrie también señaló que Pickton utilizó equipos industriales para deshacerse de los restos de víctimas.

Los primeros datos obligaron a varios familiares de las mujeres asesinadas a salir de la sala.

"Largo y duro"

Quien también está horrorizada por lo oído y visto en las primeras jornadas del juicio es Pauline VanKoll, una de las periodistas asignadas a cubrir el proceso. Pero VanKoll no es una reportera cualquiera.

Oir muchos de os detalles resulta inquietante

VanKoll es una mujer indígena de 42 años y antigua prostituta del centro de Vancouver -de donde entre 1984 y el 2001 desaparecieron más de 60 mujeres, presuntamente víctimas de Pickton- que ahora cubre el juicio para la página de internet orato.com como "ciudadana periodista".

Tras la segunda sesión del juicio, VanKoll dijo que "va a ser largo y duro. Más o menos era lo que estaba esperando pero oír muchos de esos detalles resulta muy inquietantes".