La empresa de cobro de deudas Grupo Torero ha sido condenada a pagar una multa de 90 euros por amenazar a un presunto deudor al que le dijeron que le iban a enviar a seis hombres vestidos de torero para «boicotear» su boda si no pagaba una deuda.
 
Según el fallo emitido por la Audiencia de Valencia, «conminar a otro con boicotear una boda es amenazar con un mal injusto y, en definitiva, se trata de una conducta penalmente sancionada».
 
El denunciante y su familia recibieron hasta tres llamadas telefónicas de la empresa condenada. En la primera, el novio contestó que existía un proceso judicial relacionado con el pago de la deuda, pero desde la empresa le dijeron que «no iban a llegar a un juicio y que si no pagaban, le boicotearían la ceremonia».
 
En otra de ellas, llamaron a la novia y le dijeron que si no pagaba «le enviarían a seis personas vestidas de torero el día de su boda». El futuro suegro del denunciante también recibió una llamada para reclamar el pago. La jueza considera que los hechos han quedado probados «sin género de dudas».