Un estudio encargado por el Ayuntamiento de Alcorcón en diciembre de 2005 revela que en el municipio hay al menos "ocho bandas" urbanas --Ñetas, Skinhead neonazis, skinhead antifascistas, Latin King, LMC, marroquíes, bakalas y la banda del 'chupete'-- que practican habitualmente la violencia.

Según el estudio, este tipo de grupos hacen uso de la violencia para actos delictivos y también como medio de identificación

El "Estudio de la violencia en la calle asociada a la actividad de bandas juveniles", señala que, según los jóvenes y adolescentes de Alcorcón consultados hay "bandas, tribus y otras realidades grupales".

A estas agrupaciones se les atribuye comportamientos violentos, y que operan en determinados espacios del municipio, tales como "los Pinos, los Polígonos y la zona de la Estación de Renfe de Alcorcón Central".

Violentos

Este "uso de la violencia" no sólo es un medio para lograr sus objetivos (robos, enfrentamiento entre bandas rivales, marca del territorio, solución de conflictos) sino también un signo de identificación de sus componentes, tanto para los de dentro de la banda como para los de fuera.

Además de estas bandas de carácter más agresivo, el informe apunta a otros "grupos incipientes", tales como los Dominican Don't Play (DDP), los Blancos y Negros del Nrox (toles), los Black and White y los Africorcón.

A raíz de los aconctecimientos del pasado fin de semana, la Delgada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, declaró que el problema de Alcorcón no tenía relación con las bandas.