Soy madre de una chica de 16 años. Les pido ayuda. Desde hace dos años, mi hija va por las noches a los bares musicales del Port Olímpic de Barcelona.

Nunca se le ha puesto ninguna objeción para entrar y yo no he podido impedírselo, y crean que lo he intentado. Creo que en esos lugares está prohibida la entrada a menores de 18 años.

Les rogaría que publicasen este escrito a fin de que las autoridades o la administración que tenga competencia extremen la vigilancia. Pues les aseguro que habitualmente se llenan de menores con el peligro que ello conlleva.