Encontrar compañero de piso no es tarea fácil, ni siquiera cuando el alquiler sale gratis. El programa Vive y Convive, que permite a los mayores zaragozanos compartir piso con universitarios, acumula ya listas de espera, y 22 personas (siete estudiantes y 15 ancianos) siguen buscando una persona con la que convivir.
Los que más problemas tienen para encontrar pareja son los hombres mayores y los universitarios inmigrantes que no dominan el castellano, según Fernando Latorre, uno de los responsables del proyecto. Destaca, además, que el 40% de los jóvenes que han encontrado un hogar a través de esta iniciativa son universitarias iberoamericanas.

Zaragoza ha logrado un récord nacional al alcanzar las 15 unidades de convivencia en el segundo  año de funcionamiento de este programa. En estas parejas, todas las personas mayores son mujeres y sólo tres de los universitarios son chicos.

Regulado por contrato

El programa, del Ayuntamiento, la Universidad y La Caixa, ofrece al joven alojamiento gratis a cambio de hacer compañía a un anciano. Las parejas se determinan por medio de exámenes psicológicos y se regulan a través de un contrato.

Además, el anciano recibe 100 euros al mes para los gastos del hogar y el universitario una beca de estudio anual de 490 euros.

Más iniciativas sociales

La Universidad de Zaragoza y el Ayuntamiento firmaron ayer un convenio para promover acciones sociales conjuntas dirigidas a los más de 32.000 jóvenes universitarios. Así, las dos instituciones sumarán esfuerzos para realizar programas preventivos de adicciones y trastornos alimentarios y campañas contra la violencia de género o el racismo, entre otras.

Así funciona

Beneficiarios: Mayores de 65 años que vivan solos y no sean dependientes y universitarios hasta 30 años (35 si estudian un posgrado).

Obligaciones: El mayor cede una habitación gratis. El universitario colabora en las tareas del hogar y tiene que estar todos los días en casa, salvo los sábados, a las 22.30 horas.

Más información: En el teléfono 976 721 816.