Así es como calificó ayer el presidente del Valencia C. F., Juan Bautista Soler, la nueva ciudad deportiva que la entidad construirá en el término municipal de Riba-roja de Túria.
 
Gracias a este proyecto, que el propio Soler tildó de «pelotazo» hace unos días, se reducirá ostensiblemente la deuda del club (se prevén unos beneficios de unos 60 millones de euros) ya que, en la operación, la sociedad Litoral del Este (propiedad del Valencia C. F.) edificará 2.800 viviendas. La iniciativa se desarrollará sobre una superficie de algo más de 1,6 millones de metros cuadrados (suelo que, al ser no urbanizable, será reclasificado por el Ayuntamiento de Riba-roja para que lo sea).
 
Como contrapartida, Litoral del Este tendrá que hacer de protección oficial el 10% de las viviendas (280 pisos) y entregará al Consistorio de este municipio cerca de 21 millones de euros, con los que se construirá una piscina, un centro de salud, se rehabilitará un histórico molino y se financiará parte de las obras del Metro.
 
Además, la empresa cederá gratis a la Generalitat 1,6 millones de metros cuadrados de superficie que se enmarcarán en el proyecto Bosque Mediterráneo (una gran zona boscosa que unirá Vilamarxant con el cauce del río y que está desarrollando el Consell).
 
Protección verde
 
Asimismo, la entidad se ha comprometido a crear un corredor verde de este a oeste del sector donde edificará las instalaciones deportivas, respetará la zona protegida de Les Rodanes de Vilamarxant, hará un itinerario peatonal y ciclista a lo largo del barranco de Porxinos, adecuará la vía pecuaria Camí de Xest y cederá también gratis (aunque esta vez al Ayuntamiento) la Masía de Porxinos, que deberá tener uso dotacional.
 
Menos pisos, pero más diversión
 
Las negociaciones mantenidas entre el Valencia C.F. y el Ayuntamiento de Riba-roja han finalizado con el acuerdo de construcción de menos viviendas de las previstas, puesto que el club pretendía edificar casi 3.500 y, al final, sólo hará 2.800. «En total salen 20 viviendas por hectárea, cinco veces por debajo del tope máximo que fija la ley», apuntó el máximo mandatario valencianista. Los socios y abonados del club, por su parte, podrán disfrutar de «un espacio recreativo» en la propia ciudad deportiva.
 
280 pisos protegidos se harán en el proyecto de la futura ciudad deportiva que el Valencia C. F. construirá en Riba-roja.