El alcalde de Los Angeles, Antonio Villaraigosa
Antonio Villaraigosa, en una imagen de archivo festejando su elección como alcalde, con su esposa y su hijo. (Armando Arorizo / EFE) Armando Arorizo / EFE

El alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, aseguró que España debería ser un ejemplo para Estados Unidos por la forma que ha tenido de abordar el problema de la inmigración.

"A la vez que España e Irlanda envían a los indocumentados de vuelta a sus casas, también hacen un esfuerzo por invertir en el desarrollo de esos países. Ese es un camino que podría seguir Estados Unidos", dijo Villaraigosa en el Club Nacional de Prensa.

Hacen un esfuerzo por invertir en el desarrollo de esos países

El alcalde de la segunda ciudad más grande de EEUU, hispano de tercera generación, se ha erigido desde su elección en 2005 como una de las voces más respetadas dentro de esta comunidad.

Además, muchos analistas le señalan como uno de los políticos con un futuro más brillante dentro del Partido Demócrata.

En su intervención, Villaraigosa volvió a reclamar una reforma integral de la inmigración similar a la que defendió el presidente George W. Bush en su último discurso sobre el Estado de la Nación en el Congreso y que cosechó el aplauso de los diputados de ambos partidos.

"La ovación de ayer demostró que hay un consenso bipartidista para la reforma. Se han dicho palabras muy duras, pero ese momento ya se ha acabado, ahora hay que actuar", aseguró el alcalde, de 54 años.

La ovación de ayer demostró que hay un consenso bipartidista para la reforma

Para Villaraigosa, la gran mayoría de los estadounidenses son partidarios de que se refuercen las fronteras y de que a los indocumentados se les permita una vía legal hacia la ciudadanía.

El alcalde dedicó también grandes elogios a su rival político y gobernador republicano de California, Arnold Schwarzenegger.

Villaraigosa alabó el plan de Schwarzenegger de extender la cobertura médica a todos los ciudadanos de su estado, así como sus propuestas para luchar contra el cambio climático.

Sin embargo, a preguntas de la audiencia, no quiso desvelar si aspirará a arrebatar al gobernador su puesto en las próximas elecciones ni si su punto de mira está puesto más lejos, en la Casa Blanca.