Sillvia Rosili, madre trabajadora
Sillvia Rosili, madre trabajadora ecuatoriana, con sus dos niñas. (Jorge París) Jorge París

Los padres madrileños tienen que hacer verdaderos malabarismos para poder pasar tiempo con sus hijos.

Las maratonianas jornadas de trabajo y la imposibilidad de compatibilizar los horarios escolares con los laborales son los mayores obstáculos con los que se encuentran.

Este problema afecta en la región al 64% de los hogares con hijos menores de 15 años donde trabajan fuera de casa padre y madre: unas 270.000 personas, según la Encuesta sobre conciliación de la vida laboral y personal de la Comunidad.

No obstante, Mercedes Díaz, presidenta de la Federación de Padres de Alumnos Giner de los Ríos, eleva la cifra "hasta el 90%".

Plazas para 630 niños

La última iniciativa para desahogar un poco a los padres sin que éstos tengan que rascarse el bolsillo se llama ciberaula y fue presentada ayer por el Ayuntamiento de Madrid y la Fundación La Caixa.

Funciona ya en 13 distritos de la capital y se hará extensiva a los ocho restantes a lo largo de este año.

En ella, cerca de 630 niños repartidos en 21 colegios públicos aprenderán informática, a navegar por Internet, podrán leer, ver películas, hacer los deberes o, simplemente, jugar mientras sus padres trabajan.

Las aulas son gratuitas y están destinadas a menores de 3 a 12 años. Funcionan por la tarde en horario de 16.00 a 20.00 h los días lectivos e incluyen la merienda.

Los días no lectivos, pero laborables y en periodos de vacaciones abren por las mañanas de 7.30 a 15.30 h.

Estos días hay servicio de comedor a 1,50 euros para los alumnos con beca y a 4,55 euros para los que no la tienen. En cada ciberaula habrá siete monitores pendientes de los niños.

Los padres que quieran apuntar a sus hijos deben solicitarlo en el Ayuntamiento de Madrid (teléfono 010) o en el propio colegio.

Otras ideas para dejar a los niños

‘Quedamos al salir de clase’: Desde noviembre, 21 colegios públicos de la capital abren todos los días por la tarde y en vacaciones.

Centros abiertos: Algunos centros públicos abren en puentes y vacaciones.

‘Los primeros del cole’: Pensado para niños de cero a tres años que van a las escuelas infantiles y tienen que ir a clase desde las 7.30 h.

Convenios en los municipios: La Consejería de Empleo firmó en diciembre 81 convenios con 45 municipios para fomentar la conciliación.

Malabarismos de los padres para recoger del cole a los peques

Sara Da Silva, madre trabajadora.Sara Da Silva 38 años, ama de casa.

"Tuve que dejar de trabajar"

"Mi marido trabaja en la construcción y yo antes era limpiadora, pero he tenido que dejar de trabajar para poder cuidar a Alba (tres años) y Rocío (cinco años). Poner una asistenta se nos salía del presupuesto. No obstante, el año que viene quiero reincorporarme al mercado laboral".

Alejandro Yepes, padre trabajadorAlejandro Yepes 39 años, portero.

"Conciliar y trabajar es difícil"

"Tengo turno partido y mi mujer también trabaja, así que es difícil conciliar el colegio con los trabajos. No tenemos una canguro, por lo que cuando salgo de trabajar como con Silvia (12 años) y Eva (6 años) y las llevo corriendo al colegio. Las clases deberían ser de jornada continua".

Sandra RosiliSandra Rosili 29 años, asistenta.

"Tengo jornada reducida"

"Mis hijas vinieron de Ecuador hace dos años y para atenderlas he optado por la jornada reducida, ya que mi marido trabaja. Además, aunque Kelly y Sidney son mayores (tienen ocho y seis años) no me fío de meter a una extraña en mi casa para que las cuide, prefiero hacerlo yo".