Artur Mas planta en un acto a Sáenz de Santamaría por un desacuerdo de protocolo

  • Fomento del Trabajo entregaba este jueves sus medallas de honor.
  • Mas debía hablar después de la vicepresidenta como máxima autoridad.
  • Sáenz de Santamaría cambió el orden al recordar que ejerce de presidenta en funciones, pues Mariano Rajoy se encuentra en Panamá.
  • En su discurso, llamó a la "unidad" y "lealtad" sin mencionar a Mas.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha decidido no asistir al acto de Fomento del Trabajo de este jueves por la noche, adonde asiste la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, porque un desacuerdo con el protocolo.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha decidido no asistir al acto de Fomento del Trabajo de este jueves por la noche, adonde asiste la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, porque un desacuerdo con el protocolo.
ATLAS

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, decidió no asistir al acto de Fomento del Trabajo de este jueves por la noche, adonde asistía la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por un desacuerdo con el protocolo.

Tras el plantón, Sáenz de Santamaría ha pronunciado un discurso en el acto y hecho un llamamiento a gobernar en un "marco permanente de lealtad institucional" y ha advertido de que se es consciente del valor de la concordia y la convivencia cuando se corre "el riesgo" de perderlas.

Sin mencionar explícitamente al presidente catalán ni al proceso soberanista catalán, Sáenz de Santamaría ha articulado un discurso en el que ha lanzado mensajes de unidad para superar la crisis económica, en una semana marcada por el "informe de deslealtades" del Estado hacia Cataluña que ha elaborado el Govern de Artur Mas como un argumento más en su proyecto soberanista.

La vicepresidenta ha subrayado que "gobernar es asentar certidumbres y generar confianza, es dialogar en un marco permanente de lealtad institucional con objetivos compartidos, gobernar es saber que juntos seremos capaces de alcanzar las metas a las que no podremos aspirar separados".

Ante un auditorio de empresarios y autoridades, en el que se encontraba el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, el conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig y la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, la vicepresidenta del Gobierno ha puesto en valor la "concordia", la "convivencia" y la "estabilidad", valores que, ha dicho, "solo somos conscientes de lo que valen cuando corremos el riesgo de perderlos".

Sáenz de Santamaría ha llamado al gobierno local de Barcelona, al de la Generalitat y al del Estado a trabajar "juntos" en favor de la recuperación económica, siguiendo la estela de un "proyecto común" que se ha ido construyendo durante décadas con "la lealtad y el respeto al marco democrático" como "cimiento de nuestros valores" y sobre el concepto "ineludible del sentido común".

La número dos del Gobierno ha recordado que en España, "cuando crecemos, lo hacemos juntos" y que la historia del país es un "reflejo fiel de esta realidad", una trayectoria en la que se han atesorado logros como el "consenso constitucional, la entrada en la UE, que llevo muchos años, y la entrada en el euro, que costó muchos esfuerzos".

"Hoy nos enfrentamos a otros retos que requieren unidad de acción, capacidad de diálogo y responsabilidad compartida", ha dicho Sáenz de Santamaría.

En la misma línea que la vicepresidenta se ha expresado el presidente de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, que, en un discurso de marcado carácter político, ha emplazado a los partidos a "preservar la estabilidad institucional" y a garantizar la "unidad" y los puentes de diálogo entre Cataluña y España.

Ha señalado que Foment, al igual que otras instituciones de la sociedad civil, ha procurado facilitar vías de diálogo entre los gobiernos español y catalán, aunque ha reconocido que "muchas veces", desde la patronal, han tenido "la sensación de estar solos".

Ha asegurado que 2013, desde el punto de vista político, "ha sido un año perdido" y ha añadido que "los puentes de diálogo se han transitado muy poco".  "Los empresarios queremos que los puentes no se destruyan porque, si eso pasara, sería muy difícil reconstruirlos", ha manifestado Gay de Montellà.

Desacuerdo en el protocolo

Según han explicado fuentes de la Generalitat, se había acordado que Mas hablara después de ella como presidente catalán, pero Sáenz de Santamaría preveía cerrar los discursos alegando que ejerce como presidenta en funciones y no de vicepresidenta, porque el presidente Mariano Rajoy está de viaje oficial en Panamá por la Cumbre Iberoamericana.

Ambos estaban invitados al acto de entrega de las Medallas de Honor y de los Premios Carles Ferrer Salat, con los que la patronal reconoce la actividad de empresarios, empresas y entidades.

Mas ha comunicado su decisión al presidente de la patronal, Gay de Montellà, y el consejero de Empresa y Ocupación, Felip Puig, acudió a la cena en su lugar y en representación de la Generalitat.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento