La empresa ya tiene permiso para retirar, primero, la muralla medieval aparecida en la calle San Fernando y, segundo, comenzar las obras en este tramo de la línea 1 del Metro (estación Puerta de Jerez). Cultura ya ha aprobado el proyecto que contempla dejar al descubierto los restos arqueológicos encontrados en la zona, como son muralla, torres y antemuro.

Corresponderá al Ayuntamiento ponerse de acuerdo con la Junta sobre cómo se hace efectivo el pago y cómo integran y conservan in situ estos vestigios hasta ahora ocultos en la ciudad.

Es la primera vez en el mundo que se realiza algo así; es decir, desmontar restos romanos e islámicos de grandes dimensiones, ejecutar la obra del subterráneo y, luego, reponerlos.