Garoña
La central nuclear de Garoña. ATLAS

El pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves el proyecto de ley de fiscalidad medioambiental y otras medidas tributarias, que contempla los últimos cambios previstos en materia de impuestos hasta la próxima reforma fiscal integral anunciada por el Gobierno. La ley, que se publicará en el BOE antes de que acabe el mes, ha salido adelante con el apoyo del PP y el voto en contra de la mayoría de la oposición.

La oposición ha votado en contra de esta ley porque considera que "de ecológica sólo tiene el título" El objetivo de la norma, según explica el Gobierno, es ensanchar las bases imponibles del impuesto de sociedades e incentivar, vía impuestos, un mayor respeto por el medio ambiente, pero sin perjudicar la actividad industrial.

El diputado socialista Pedro Sánchez considera este proyecto de ley "de ecológico sólo tiene el título", ya que considera que el único objetivo del impuesto sobre los gases fluorados es recaudatorio, y ha asegurado que la supresión de la deducibilidad de las pérdidas de sucursales en el extranjero "entorpecerá la internacionalización".

Asimismo, ha hecho referencia a la enmienda del PP añadida durante el trámite parlamentario que, a su juicio, supone un "regalo fiscal" a Nuclenor que le facilita la reapertura de la central nuclear de Garoña, al fijar en el 1 de enero de 2013 el periodo impositivo del impuesto sobre la producción de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos.

La diputada popular Ana María Madrazo ha resaltado que este proyecto de ley busca contribuir a la consolidación fiscal, a la solidez de finanzas públicas y a salir de la situación en que dejó a España el Gobierno socialista, "con la recaudación por los suelos y las arcas públicas vacías". Ha hecho hincapié en que la norma permitirá recaudar  3.650 millones de euros, que procederán fundamentalmente de los cambios introducidos en el impuesto de sociedades y "saldrán de la caja de las grandes empresas".

El diputado de CiU Antoni Picó ha incidido en el afán recaudatorio y el escaso recorrido medioambiental del proyecto de ley, que "no impulsa el marco fiscal y tiene poco respeto al principio de lealtad institucional". Además, ha recordado que en materia de tributos medioambientales España se encuentra a la cola de la UE.

Según el PSOE, esta norma facilita la reapertura de la central nuclear de Garoña La diputada de Izquierda Plural Laia Ortiz ha considerado que este proyecto de ley es "excesivamente blando" y que "no resolverá el problema del fraude fiscal" en España, que es "el país de la UE en el que más ha crecido la desigualdad". Por parte de UPyD, el diputado Álvaro Anchuelo ha reiterado su postura en contra de una ley que sube impuestos, mientras el Gobierno se jacta de que los presupuestos para 2014 no incorporan incrementos impositivos.

La diputada de ERC Teresa Jordá ha recordado que el PP no ha admitido "ni una sola" de sus enmiendas para apostar por una verdadera redistribución de la riqueza a través de los impuestos y ha advertido de que "pronto seremos los catalanes los que creemos una sociedad más justa y equitativa" y con una ley "mucho más respetuosa con el medio ambiente".

El diputado del PNV Pedro Azpiazu ha anunciado que su grupo se abstendría en la votación, como es tradicional respecto a las leyes tributarias cuya competencia está en las diputaciones forales.