El entorno del Cabo de las Huertas presenta un lamentable estado: graffiti, basuras... y encima, hay particulares que ocupan zonas de dominio público, a menos de 20 metros del mar.

Varias de las lomas del Cabo son usadas como vertederos. «Las playas de la zona, como la cala de los Judíos, Cantalar o de la Palmera, están sucias por la falta de limpieza», denunció ayer Ángel Franco, concejal socialista, con fotos ilustrativas de este deterioro por los abusos.

Para mejorar la zona, Franco aconsejó crear un paseo peatonal por la cima de las lomas y sendas peatonales, proyecto que se incluirá en el programa municipal socialista de las próximas elecciones.

La pretensión del PSOE es que «vuelva a convertirse en un lujo para los ciudadanos».