«Sólo uno de cada cuatro inmigrantes, aproximadamente, entrega papeles válidos estos días», según manifiesta el director de la Oficina de Estadística en Murcia, Antonio Fuster.
 
El fin del plazo produce nerviosismo en los irregulares que hacen largas colas para entregar documentos, la mayoría de las veces, no válidos. La solución, agrega Fuster, es «ampliar el plazo para evitar aglomeraciones y para que aquellos que puedan demostrar su estancia en España antes del 8 de agosto de 2004 tengan tiempo para acreditarlo ».
 
Hasta ahora, y desde que comenzó el plazo de empadronamiento, se han presentado en las oficinas de la Región un total de 28.968 solicitudes, de las que 27.967 han sido admitidas a trámite.