La Alta Comisionada de DDHH de la NU, Louise Arbour
La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los DDHH, Louise Arbour, en Katmandú. (Narendra Shrestha / EFE) EFE/Narendra Shrestha

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad el establecimiento de una misión política en Nepal, con el objetivo de supervisar el proceso de paz del país asiático.

La creación de esta misión fue solicitada por los dos signatarios de los acuerdos que terminaron en noviembre pasado con una década de guerra civil, el gobierno del país y la guerrilla maoísta.

La creación de esta misión fue solicitada por las dos partes signatarias del acuerdo de paz

La Misión de las Naciones Unidas en Nepal (UNMIN) ha sido creada con un mandato inicial de 12 meses, que podría prorrogarse si así lo solicitara el gobierno nepalí, si bien el secretario general ha subrayado que la duración debe ser limitada.

La resolución para el establecimiento de la UNMIN destaca como tareas principales el desarme de las fuerzas gubernamentales y las guerrillas del Partido Comunista de Nepal, según contempla el acuerdo de paz, así como el apoyo a la organización del proceso electoral programado para este año.

Para los comicios, la misión proveerá un equipo de monitores electorales que revisen los aspectos técnicos del proceso y observen la realización de las votaciones.

Tareas principales: el desarme del Gobierno y del PC, y el apoyo al proceso electoral de este año

Un equipo de avanzada de 35 monitores de la ONU se encuentra ya en Nepal, donde ha empezado a registrar y almacenar las armas de los ex combatientes que lucharon en el alzamiento maoísta.

Durante este alzamiento, que duró una década, los rebeldes crearon "gobiernos populares" en amplias zonas del Nepal rural, tanto a nivel municipal como de distritos, instituciones que estaban controladas por simpatizantes y miembros del movimiento maoísta.

Los "tribunales populares" se encargaban de dirimir disputas en el ámbito local, desde divorcios hasta disputas sobre la tierra.

Los maoístas entraron en el nuevo Parlamento nepalí formado el pasado 17 de enero tras la promulgación de una Constitución interina, preparada conjuntamente por los ex rebeldes y la alianza de siete partidos.

El alzamiento maoísta, que comenzó en 1996, ha costado la vida a 13.000 personas.

El alzamiento maoísta, que comenzó en 1996, ha costado la vida a 13.000 personas

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Louise Arbour, pidió en Nepal que se juzgue a todos los responsables de cometer abusos contra los derechos humanos durante la década de guerra civil.

"Creo que se debe perseguir a los responsables de los atentados contra los derechos humanos, como desapariciones, asesinatos o torturas", dijo Arbour en Katmandú.

"No hay posibilidad de una paz sólida sin resolver antes las responsabilidades individuales", añadió.

Durante su estancia en Nepal, Arbour se entrevistó con líderes maoístas, a los que instó a desmantelar sus tribunales paralelos, y a permitir la actuación de los tribunales y las fuerzas de seguridad gubernamentales.