Terrazas hasta la bandera
. Rebeca Argudo
La música de las actuales terrazas de verano dejará de ser un problema para los vecinos que viven en sus inmediaciones. Al menos, ya existe una propuesta firme sobre la mesa.

La Delegación municipal de Medio Ambiente negocia con los empresarios de la noche la creación de nuevos permisos.

Se trata de licencias temporales que permitirán a los terraceros poner música en el exterior dentro de la legalidad y, a su vez, evitarán que los vecinos cercanos no peguen ojo durante la noche.

Con este sistema de concesiones, cada terraza podrá emitir un nivel de ruido acorde a la proximidad de las viviendas, según explica a 20 minutos Alfonso Maceda, secretario de la Asociación Profesional de Salas de Fiesta y Espectáculos de Sevilla (Apesife).

Estudio especializado

Ingenieros especializados determinarán la potencia a la que puede trabajar cada bar. Posteriormente, Medio Ambiente lo comprobará como paso previo a la concesión del permiso, que tendrá validez durante una sola temporada.

Los técnicos de Apesife terminarán de perfilar las solicitudes esta semana para que el Ayuntamiento pueda dar pronto su visto bueno. 

«Esto solucionará, aunque no definitivamente, el vacío legal en el que hemos quedado al desaparecer las licencias de terrazas con música», afirma Maceda, quien agradece el esfuerzo de Medio Ambiente por dar una solución al asunto.