Un grupo de vecinos del Ventorrillo frustró el pasado viernes un atraco en una floristería de la zona al retener a una delincuente para impedir su huida hasta la llegada de la Policía Nacional.

Es el segundo intento de atraco que fracasa en la ciudad en una semana gracias a la intervención ciudadana. El pasado 17 de enero, vecinos de Os Mallos retuvieron a un ladrón que intentó robar en un supermercado.

En esta ocasión, la detenida era una mujer de 26 años, V. M. A., con numerosos antecedentes y que, fingiendo sentirse indispuesta, había conseguido distraer la atención de la dueña de la floristería para robarle un chaleco y 90 euros.

Al darse cuenta, la propietaria del establecimiento intentó retenerla, pero V. M. A. la golpeó y huyó después. Sin embargo, varios viandantes consiguieron darle alcance y la inmovilizaron.