Fuentes del distrito sanitario de Málaga informaron ayer de que ninguno de los niños enfermos ha precisado hospitalización y que también se ha vacunado a sus familiares.

Cuando se descubrió el primer caso, se aplicó un tratamiento preventivo de vacunación a los compañeros más cercanos. Tras aparecer nuevos afectados, los padres y la dirección del centro optaron por extender la medida. La aplicación de las vacunas comenzará el viernes por los más pequeños. Se pretende acabar ese mismo día.

100 niños y personal del centro ya fueron vacunados contra esta enfermedad