Se va a reestructurar el espacio destinado a información, taquillas de venta directa de billetes y oficina de atención al viajero. También se cambiará la iluminación interna y el mobiliario. Además, habrá una segunda fase de obras que se centrará en la remodelación, ampliación y modernización de los aseos públicos. Así, pasarán de tener 70 metros cuadrados a 140. Las dos fases serán simultáneas y se estima que las obras duren tres meses. El presupuesto es de 350.000 euros. Al día pasan por la estación 7.000 viajeros.