Sevilla escoge la torre de menor altura para su ‘skyline’ de cristal
Esta torre de 178 metros es la más baja.
Estilizado y sencillo. Así será el primer rascacielos de Sevilla y de toda Andalucía que llamará la atención por su altura más que por su forma. Sin embargo, la torre de 178 m diseñada por el arquitecto argentino César Pelli se ha impuesto a los 250 m del proyecto de «La Lengua de Hielo» (como ha sido apodado) de Arquitectónica.

Así pues, Sevilla tendrá finalmente un skyline (línea de altura formada en el horizonte por los rascacielos) pero de mucha menor altura que los que se construyen ahora en Madrid y Barcelona.

Ayer, Puerto Triana eligió el diseño que se convertirá en el hito de Cajasol (la fusión de las cajas). Las obras comenzarán en el mes de mayo y el rascacielos, de más del doble de altura que la Giralda, estará terminado en 2010. Se trata de una torre cónica de cristal que tendrá en total 43 plantas. En su cumbre habrá un mirador público desde donde podrá contemplarse toda la ciudad.

Junto a ella se extenderá toda una zona ajardinada bajo la cual habrá una zona comercial y de servicio en forma de calles al estilo sevillano, según el propio arquitecto. Completa el proyecto un aparcamiento subterráneo de 3.000 plazas. La fachada acristalada del edificio de oficinas permite aprovechar la luz natural y su organización del espacio interior se caracteriza por su sencillez. Será la «lámpara del centro de Sevilla». Así la define Carlos López, gerente de Puerto Triana.

Su construcción costará 177 millones de 1 (15% menos que el de Arquitectónica). En total, la operación saldrá por 250 millones y esperan amortizarla en 20 años.

En el camino se quedaron...

Fueron cinco los proyectos presentados. Los primeros descartados: la torre futurista de 225 m de Isozaki y el edificio de 120 m con una antena de 220 del estudio francés Valode & Pistre. Tras retirar la torre inspirada en un traje de flamenca de Zaera, quedaron Pelli y Arquitectónica de finalistas.