Farruquito
Farruquito, a su llegada a la cárcel (E.Abad/Efe) Eduardo Abad / Efe

El bailaor español Juan Manuel Fernández, 'Farruquito', encarcelado por el atropello mortal de un viandante en Sevilla (Andalucía, sur) pidió, en una entrevista emitida anoche por Televisión Española, perdón a la familia de la víctima y cree que la peor condena es su propia conciencia.

Espero que el accidente sirva para concienciar a la gente de que hay que ser prudente en la vida

El artista habló de lo que ha sido su vida después del accidente que costó la vida a Benjamín Olalla en una entrevista realizada
tres días antes de entrar en la prisión y que fue emitida en el programa del periodista Jesús Quintero, "El loco de la colina", en Televisión Española.

En la entrevista con Quintero, 'Farruquito' reconoció que es justa su condena y que el accidente le ha dejado unos recuerdos que le van a perseguir siempre.

El bailaor reconoció su "imprudencia" y expresó también su deseo de que su condena sirva para que la gente tenga conciencia de que "hay que ser prudente en la vida".

"Hay días que yo mismo no me conozco; pienso en qué cosas habré hecho mal en la vida para que me estén pasando estas cosas", dijo 'Farruquito' en la entrevista, en al que asegura que siempre le han "marcado" las desgracias de su familia, como las muertes de familiares.

Hay días que yo mismo no me conozco; pienso en qué cosas habré hecho mal en la vida para que me estén pasando estas cosas

El artista flamenco, una de las figuras más reconocidas por la crítica internacional, dijo también que el accidente le llegó "cuando estaba mejor", en el mejor momento de su vida artística.

Y aseguró que ahora su baile es diferente, que "antes disfrutaba más".

Juan Manuel Fernández confesó también que lo que peor lleva es que la gente y los medios de comunicación le hayan condenado y cree que a esa percepción en la sociedad se debe a su raza gitana.

'Farruquito' dijo que no acepta que le condenen los que no le conocen y pide "comprensión" a los españoles: "Cuando uno está arrepentido y desolado necesita que alguien lo considere un poco, que lo comprenda y se ponga en su lugar".

El bailaor aseguró en la entrevista que desde el primer día del juicio ya pidió perdón a la familia de Benjamín Olalla y le ofrece a ésta "toda la ayuda que pudiera necesitar".

Bien recibido en la cárcel

El bailaor, de 24 años, ingresó el pasado día 16 en una cárcel sevillana para cumplir una condena de tres años de prisión por un delito de homicidio imprudente y contra la seguridad en el tráfico, y a un año más por omisión del deber de socorro.

Los hechos ocurrieron en Sevilla el 30 de septiembre de 2003 cuando 'Farruquito', que conducía un vehículo pese a no tener licencia, atropelló mortalmente a Olalla, de 35 años, y se dio a la fuga.

El bailaor trató de evitar su responsabilidad intentando inculpar a uno de sus hermanos, que al ser menor de edad tenía garantizado no cumplir pena de cárcel por lo sucedido, pero la investigación, que contó con testimonios y grabaciones de conversaciones telefónicas, desmontó la coartada.

Según fuentes judiciales, el bailaor tiene ya un grupo de amigos en prisión, hace deporte e imparte clases.

"Farruquito" ha dedicado su primera semana en la cárcel a hacer deporte en el patio, se siente "bien encajado" y ha sido "bien recibido" por los demás reclusos, los educadores y funcionarios de prisiones.