Santamaría abandona el Congreso entre gritos de los socialistas: "¡Que se escapa!"

  • Soraya Rodríguez (PSOE) ha preguntado a la vicepresidenta por qué "acusa a medio millón de personas de cometer fraude en la percepción de prestaciones".
  • Soraya Sáenz de Santamaría ha respondido recordando que cuando era ministro Valeriano Gómez cifró en el 25 % el porcentaje de parados defraudadores.
  • Finalmente, la vicepresidenta ha abandonado la sesión de control al Gobierno, provocando el enfado de la bancada socialista.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (c), en presencia del jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy (d), y del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón (i).
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (c), en presencia del jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy (d), y del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón (i).
Zipi / EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha reprochado este miércoles al PSOE que pregunte en sede parlamentaria sobre sus cálculos de fraude laboral cuando en 2011 el entonces ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, cifró en el 25%, el porcentaje de parados que defraudó al cobrar el paro.

Santamaría ha respondido así en el Congreso a la diputada socialista Soraya Rodríguez que ha preguntado a la vicepresidenta por qué "acusa a medio millón de personas de cometer fraude en la percepción de prestaciones por desempleo".

Las palabras de la vicepresidenta han provocado el enfado en los escaños socialistas y el propio Valeriano Gómez ha pedido la palabra "por alusiones".

El presidente del Congreso, Jesús Posada, no le ha concedido el turno y ha dicho que se lo daría al final de la sesión. Mientras, la vicepresidenta abandonaba el Pleno ante los gritos de los socialistas que decían: ¡Que se escapa!, ¡Qué se escapa!".

En posteriores intervenciones, las diputadas Elena Valenciano e Inmaculada Rodríguez Piñero tildaron de "falsa" la acusación de la vicepresidenta y esta última ha añadido, incluso, que era algo "inadmisible" e "intolerable". Posteriormente, todos los diputados han hecho alusiones en el mismo sentido y han asegurado que las palabras de la vicepresidenta no eran ciertas.

Además, en su intervención la vicepresidenta ha lamentado que los socialistas hablen de fraude "cuando se está investigando entre sus filas el mayor fraude laboral de la historia de la democracia", en relación a los ERE de Andalucía y ha considerado que sacar este asunto es "una osadía, una imprudencia y una temeridad".

La vicepresidenta ha acusado al PSOE de "temeridad parlamentaria" y le ha preguntado a la diputada: "¿Qué le diría usted? (a Valeriano Gómez). Mucho no porque le ha hecho portavoz de Economía".

Sáenz de Santamaría ha señalado que no trata de caer en el juego de "tú más", pero sí ha insistido que ya no se puede más y aquí ha citado "mil millones en un fondo de reptiles sin control y 120 imputados entre ellos socialistas, directores generales y ex ministros".

La vicepresidenta ha insistido en que el Gobierno cumple y hace cumplir la ley y ha asegurado que el Ejecutivo "lucha en intensidad contra el fraude" y para que los trabajadores tengan empleo.

Por su parte, la portavoz del grupo parlamentario socialista ha insistido en las afirmaciones de la vicepresidenta en la rueda posterior al último Consejo de Ministros y le ha exigido "una rectificación y una disculpa". Rodríguez ha dicho que el número de parados detectados que han cometido fraude es de 5.833, "no medio millón".

La portavoz también ha pedido a la vicepresidenta que explique si "usted y algunos de sus compañeros" cobraron a la vez su salario de parlamentario, además de otro sueldo por el partido. Rodríguez ha instado a la vicepresidenta a explicar esto en sede parlamentaria o en la próxima rueda de prensa del Consejo de Ministros.

Báñez y Cayo Lara, también enfrentados

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el coordinador general de IU, Cayo Lara, se han enfrentado también en el Pleno Congreso a cuenta de los datos de fraude laboral que ofreció la vicepresidenta del Gobierno.

Lara, molesto por que no fuera la vicepresidenta la que contestara a la pregunta que había formulado para esta sesión de control, ha acusado al Ejecutivo de "criminalizar y perseguir" a los desempleados y ha calificado de "muy grave" que Sáenz de Santamaría hablara de más de medio millón de parados defraudadores y que el propio Ministerio de Empleo se encargara poco después de desmontar "esta falsedad".

"Si criminalizar a los parados es cruel e inhumano, criminalizarles siendo falsa la imputación, no tiene ningún calificativo. Los parados no son unos estafadores, no son los que evaden impuestos, no son los que tienen cuentas en Suiza, no son los que arruinan este país y están hundiendo nuestra economía, no son el colectivo para el que se hacen leyes de amnistía para que blanqueen lo defraudado. Los parados son las víctimas", le ha espetado Lara a la ministra.

El diputado de izquierdas ha recordado a Báñez que un millón y medio de desempleados sólo cobra una ayuda de 426 euros, dinero que "no llega para pagar comida y alquiler", incluso aunque se percibieran dos ayudas de 426 euros. "¿Podría vivir la vicepresidenta con 426 euros de ayuda, aunque su pareja le aportara una ayuda similar? ¿Qué pensaría si además la llaman delincuente?", ha preguntado Lara, que acto seguido ha pedido al Gobierno que "deje de perseguir y criminalizar" a los desempleados.

La ministra de Empleo, por su parte, ha reclamado "menos demagogia" al coordinador general de IU y ha asegurado que el Gobierno "protege a los parados mediante la mejora de sus oportunidades de empleo y garantizando el acceso a las prestaciones en condiciones de igualdad. En este sentido, ha recordado que el Ejecutivo mantendrá el Plan Prepara para desempleados sin ingresos hasta que la tasa de paro baje del 20% y que ha mejorado las prestaciones de este plan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento