Más de lo que se cree. El 10% de los niños murcianos entre 5 y 14 años se hacen pis en la cama más de cuatro veces al mes. La enuresis –escape involuntario de orina durante el sueño– la padecen cerca de 11.000 menores en la Región y afecta al 15% de los niños y al 10% de las niñas, según estimaciones de la Asociación Murciana de Urología.
 
Pese a ser una patología muy común en la población infantil, sigue siendo un tabú. «No siempre se acude al médico y se intenta que no transcienda del ámbito familiar», subraya Mariano Tomás Ros, presidente de la asociación. Además, en contra de la creencia popular, en el 90% de los casos el niño moja la cama por factores físicos  y no psicológicos. «Muchos tienen la vejiga más pequeña y segregan por la noche menos cantidad de la hormona antidiurética ADH», aclara Ros. El 10% se orina por fobias o situaciones como el divorcio de los padres.
 
Esta disfunción también cuenta con un alto factor hereditario. Cuando uno de los padres tuvo enuresis «hay un 40% de probabilidad de que lo hereden sus hijos y un 70% si ambos lo padecieron», asegura el urólogo.
 
Más de 1.000 euros al año
 
Cada familia que tiene un niño con enuresis se gasta al año unos 1.100 euros en caso de que moje la cama todos los días. Sólo en sábanas, pijamas y ropa interior el coste se eleva por encima de los 160 euros. En lavadoras generan 1.530 kilos más de ropa al año a la colada familiar. A ello habría que añadir los 200 euros que cuesta un sensor de alarma y 60 euros del coste del tratamiento de los fármacos al mes. Además, hay que tener en cuenta el coste emocional del menor y sus padres, que no se puede cuantificar.
 
Cómo solucionarlo
 
Con fármacos: Hacen que se produzca menos orina por la noche y aumentan la capacidad de la vejiga.
 
Refuerzo: Es bueno dar un premio al niño cuando se levante seco. Esta técnica es utilizada por los psicólogos infantiles en su tratamiento.
 
Alarma: En casos extremos se coloca una alarma en la ropa interior que avisa al niño de que se ha hecho pis.