El portavoz parlamentario del PP vasco, Borja Sémper, ha rechazado que el PP vasco "esté de cachondeo con los de Bildu" como, a su juicio, ha querido decir la expresidenta de los populares vascos y ha recordado que hace escasos días el presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, le llamó "fascista" en el Parlamento vasco. Además, ha considerado que Arraiz debe "disculparse" en la Cámara autonómica por utilizarla "como si fuera una herriko taberna".

En una entrevista concedida a Onda Cero, recogida por Europa Press, Sémper se ha referido a las intervenciones de este lunes en San Sebastián de San Gil y del expresidente del Gobierno José María Aznar durante la presentación del libro de víctimas del terrorismo 'Cuando la maldad golpea'.

Tras señalar que con parte del discurso de Aznar se ha sentido "identificado y lo comparte" y con otra no, ha precisado que, en general, tiene "muchas coincidencias" con lo que afirmó el expresidente del Ejecutivo, algo que no le ocurre con las palabras de María San Gil.

En este sentido, ha destacado que mantiene "bastante distancia con cosas que dijo" la expresidenta del PP vasco sobre el partido en Euskadi y ha considerado que sus acusaciones son "injustas y dolorosas".

A su juicio, ésta "no está muy atenta a la actualidad política vasca cuando dice algunas cosas". "A mi, hace quince días, me llamaban fascista en el Parlamento vasco y lo que dijo ella ayer es que, poco más o menos, nosotros estamos de cachondeo con los de Bildu", ha apuntado.

A su juicio, "esas cosas no conjugan mucho", aunque ha reconocido que San Gil "tiene libertad para decir lo que quiera". En este sentido, ha afirmado que el PP de Euskadi "está mirando al futuro e intenta construir un futuro mejor de lo que ha sido el pasado, y no hacer política regodeándonos en lo duro que ha sido el pasado".

Para el portavoz parlamentario del PP vasco, hay que "superar ese pasado a base de verdad, justicia, memoria, eso es cierto; a base de poner en valor la libertad, la necesidad de que Euskadi se homologue a cualquier sociedad democrática avanzada" y no acepte "nunca más que nadie vuelva a utilizar el terrorismo como una herramienta en política".

Además, ha considerado que la izquierda abertzale, que "ha contribuido a que Euskadi sea un lugar en el que haya tanta tensión, en el que haya habido tanto terrorismo y tanto dolor", deben "reconocerlo" y pedir "disculpas". "Y en eso es en lo que está el PP. Luego, lo demás son opiniones injustas y que no son la realidad", ha aseverado.

Insultos de 'FACISTA'

En cuanto al insulto de 'fascista' que profirió contra él Hasier Arraiz en el Parlamento vasco, Borja Sémper cree que "la política está demasiado salpicada de palabras gruesas, de insultos y de tensión".

"La democracia es discrepancia, incluso de una manera viva, porque eso es sano y necesario. Lo que no necesita la política son insultos porque faltarse al respeto entre políticos es faltarle al respeto al ciudadano", ha aseverado.

Además, ha subrayado que, especialmente en el País Vasco, "que alguien de Bildu, de Sortu o de la izquierda abertzale se permita utilizar el Parlamento para insultar a quienes tenemos una trayectoria que podrá ser compartida o no, pero que hemos demostrado una querencia por la democracia que nos ha llevado incluso a jugarnos el tipo a diario, es especialmente sangrante".

"Yo creo que el señor Arraiz y el resto de la izquierda abertzale tiene que homologarse a la democracia y tiene que entender, de una vez por todas, que, quien discrepa con él no es un fascista. El problema de la izquierda abertzale, aún hoy en día, no es sólo que sienta vergüenza por lo que hizo en el pasado, sino que quiere que lo olvidemos a base de insultar a quienes disctepamos con ellos y eso no tiene un pase", ha indicado.

En su opinión, el Parlamento vasco "hay que prestigiarlo no permitiendo insultos, no permitiendo descalificaciones como ésa". Por ello, ha considerado que Arraiz tiene que disculparse en la Cámara "por utilizarla como si fuera una herriko taberna, cuando es un sitio muy serio". "Bildu necesita un proceso de adaptación a la democracia muy intenso", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.