Este ejemplar de tiburón pertenece a una rara especie que apareció en las costas japonesas y pudo ser grabada y capturada antes de morir.

El tiburón, que apareció a pocos metros de la costa sur de Japón, estaba enfermo y debilitado, según los expertos.

Un fósil viviente

Los científicos del parque marino Awashima de Shizuka lo filmaron y y notaron algo extraño en el animal: se trataba de un tiburón a pliegues, una especie muy poco común que vive en aguas profundas, entre 600 y 1.000 metros, y nunca sale a la superficie.

El tiburón a pliegues, también llamado fósil viviente, apenas ha evolucionado desde la prehistoria.

Segunda vez en diez años 

Esta ha sido la segunda vez en diez años que un tiburón a pliegues es localizado en esa costa japonesa, pero la única en que fue capturado con vida, lo que permitirá a los científicos entender un poco más a esta reliquia marina.

"Chlamydoselachus anguineus" 

Se trata de un "Chlamydoselachus anguineus" hembra, de 1,6 metros de longitud y 7,5 kilogramos de peso.

Lo han congelado

En estos momentos el escualo está congelado a la espera de que los responsables del parque tomen una decisión sobre su futuro, si bien lo más probable es que se ceda a la investigación científica o que se diseque para su posterior exposición.