El rey y el príncipe de Asturias se han reunido en la tarde de este lunes en el Palacio de la Zarzuela con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y con el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, para preparar la Cumbre Iberoamericana que se celebra en Panamá los próximos días 18 y 19 de octubre.

El encuentro ha supuesto la reaparición en público de don Juan Carlos después de que fuera operado de la cadera el pasado 24 de septiembre y dado de alta el 1 de octubre. Al monarca, más delgado, se le ha visto de pie y sin muletas (estaban apoyadas en la pared) detrás de una mesa para recibir a Rajoy y Margallo, si bien ha permanecido estático y sin dar ningún paso a la espera de saludar al presidente del Ejecutivo y al ministro.

Una vez sentados, Rajoy ha preguntado al monarca cómo se encontraba, a lo que don Juan Carlos ha contestado "muy bien", comentario confirmado por el jefe del Gobierno, quien le ha dicho que, efectivamente, le veía "con buen aspecto".

Se le ve con buen aspecto En el encuentro también han estado presentes el jefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas; y el jefe de la casa real, Rafael Spottorno.

Aún convaleciente de la intervención quirúrgica en la que se le retiró la prótesis de la cadera izquierda para atajar una infección, el monarca no pudo asistir, el pasado sábado, al desfile militar y la recepción en el Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional, ni podrá acudir tampoco a la XXIII Cumbre Iberoamericana de Panamá. El príncipe de Asturias, junto a la princesa, fue el encargado de presidir el desfile del 12 de octubre, y en la recepción posterior, ante las principales autoridades institucionales, leyó un mensaje del rey para celebrar lo que "une" a todos los españoles y reafirmar el compromiso con un "futuro compartido" de concordia y progreso.