Aznar: "Hay que poner fin al desfalco de soberanía nacional por parte del nacionalismo"

  • El expresidente ha dicho que la sociedad debe encontrar en las instituciones el "liderazgo" necesario para acometer una "afirmación rotunda de la Constitución".
  • "España no es, no puede ser, una mera idea ni una opinión entre otras. España ha de ser una realidad jurídica segura, indudable y previsible", ha afirmado.
  • Respecto al proceso del final de terrorismo, ha defendido que "la victoria de la democracia y la derrota incondicional" de ETA es aún una "tarea inacabada".
El expresidente del Gobierno José María Aznar
El expresidente del Gobierno José María Aznar
Javier Etxezarreta / EFE

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, ha asegurado este lunes en San Sebastián que la sociedad debe encontrar en las instituciones el "liderazgo" necesario para acometer una "afirmación rotunda de la Constitución" y hacer que España sea "una realidad jurídica segura, indudable y previsible".

El expresidente ha expresado esta idea durante su intervención en el acto de presentación del libro Cuando la maldad golpea. Testimonios de superación personal de víctimas del terrorismo, publicado por la Fundación Villacisneros, en el que han participado también la expresidenta del PP vasco, María San Gil, y la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, entre otros.

Entre el público se encontraban el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, el europarlamentario popular Carlos Iturgaiz y, en representación del PP vasco, el portavoz en el Ayuntamiento de San Sebastián y vicepresidente del partido en Gipuzkoa, Ramón Gómez.

Aznar ha dedicado la primera parte de su discurso a reivindicar a las víctimas del terrorismo y rechazar las pretensiones de equiparación "entre las consecuencias de la violencia que elige el terrorista —la clandestinidad y la cárcel— y el sufrimiento de la víctima, que no elige serlo".

El exlíder del PP ha abogado por "no aceptar el olvido", tras lo que ha proclamado que "la tarea más importante en la España de hoy es construir, ordenar y poner en marcha una gran política nacional basada en los principios constitucionales".

Para ello, la sociedad debe encontrar en las instituciones "mucho más que comprensión o respaldo", debe hallar, según ha dicho Aznar, "el liderazgo de quien tiene que abrir camino y tomar la iniciativa, especialmente donde más falta hace".

"España no es, no puede ser, una mera idea ni una opinión entre otras. España ha de ser una realidad jurídica segura, indudable, previsible, puesto que ésa ha sido la voluntad de los españoles recogida en nuestra Constitución", ha proclamado.

"No hay moderación en aceptar la ilegalidad; no hay prudencia en consentir que un poder se ejerza por quien no debe y para lo que no debe; o en que no se ejerza por quien debe y para lo que debe. No hay tolerancia en admitir la ausencia o el vacío del Estado de derecho. No es una virtud del Estado dejarse desafiar cuando se funda en el derecho y sirve a la libertad", ha argumentado.

"Lo que les molesta es que España significa libertad"

En su opinión, quien "ignora, incumple, suspende o aplaza" el cumplimiento de los preceptos constitucionales "está fuera de la ley y actúa contra la voluntad nacional", por lo que "debe percibir sin que le quepa la menor duda las consecuencias de sus actos".

"Hay que poner fin al desfalco de soberanía nacional que se está llevando a cabo por parte del nacionalismo", ha advertido Aznar, quien ha insistido en la necesidad de "afirmar la realidad nacional de España" ante las "grotescas deformaciones históricas a las que la someten aquellos que rechazan una comunidad de ciudadanos libres e iguales".

En su opinión, quien busca la secesión pretende "una separación de las exigencias de la democracia, del pluralismo": "No les molesta España -no les ha molestado nunca- lo que les molesta es que España significa libertad".

"Hay que impedir que el terrorismo encuentre socios políticos"

Respecto al proceso del final de terrorismo, Aznar ha defendido que "la victoria de la democracia española y la derrota incondicional" de ETA es aún una "tarea inacabada", tras lo que ha apuntado la necesidad de "impedir que el terrorismo encuentre en sus socios políticos el oxígeno que le permita sobrevivir a su derrota operativa".

En su opinión, hacer justicia consiste en "preservar intacta la libertad por la que muchos han muerto" y "entender que unos merecen vencer y otros merecen ser derrotados". "Es en suma, que nosotros ganamos y que ellos pierden", ha añadido.

El expresidente ha manifestado que "dentro de la democracia sólo pueden estar quienes respetan la libertad y los derechos de todos", ya que "ninguna mayoría puede disculpar, silenciar o convalidar el asesinato, la coacción o la amenaza".

"Abandonar la violencia no puede ser sólo renunciar a su uso desde ahora, debe ser también el reconocimiento expreso de que nunca debió ser empleada", ha agregado. Ha alertado contra los discursos que pretendan "contextualizar" el terrorismo y contra "tanta retórica envolvente de informes, proyectos y planes que eluden las verdades esenciales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento