Los trabajadores de las bibliotecas municipales de Sevilla han pedido formalmente por escrito ante el consejo de administración del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), dependiente del Ayuntamiento hispalense, gobernado por Juan Ignacio Zoido (PP), que los servicios que prestan sean declarados como esenciales, para así poder contratar al cien por ciento al personal necesario, que, en estos momentos, se encuentra "paralizado por una tasa de reposición cero".

El presidente del comité de empresa municipal y secretario general de la sección sindical de CCOO en el Consistorio, Manuel Loza, ha señalado a Europa Press que el gobierno local parece que se "agarra" a la tasa de reposición para no hacer nuevas contrataciones, ya que, según éste, "el Ayuntamiento dice que no se puede contratar a nadie porque para este año hay una tasa de reposición cero", cuando, en realidad, "tiene un marco legal que le permite establecer estos servicios como esenciales y así poder garantizarlos con contrataciones al cien por ciento".

De esta manera, Loza ha explicado que la Ley de Bases del Régimen Local establece la posibilidad de marcar ciertos servicios como esenciales y, así, "no es necesario atenerse a la tasa de reposición correspondiente". En el caso del Área de Cultura, Educación, Deportes y Juventud, "no hay ningún servicio esencial", ha apuntado. Por lo tanto, el presidente del comité de empresa municipal ha indicado que, "qué menos que haya alguno y se establezca para los servicios de las bibliotecas municipales que tan necesitadas están de personal".

Asimismo, ha indicado que el Plan Director de Bibliotecas marca unos cuatro trabajadores, en el supuesto de las bibliotecas de barrio, y hasta diez en otras bibliotecas como la 'Julia Uceda' o la 'Felipe González'. Es por ello que ha considerado "insuficiente" atenerse a la tasa de reposición, ya que para el año que viene está establecida en un diez por ciento del global de contrataciones del Consistorio, lo que, a su juicio, "supondrá unos dos empleados más". Para Loza, "haría falta aproximadamente 15 trabajadores más para el buen funcionamiento de las bibliotecas municipales".

Bibliotecas cerradas "por falta de personal"

En este sentido, ha destacado que, en el caso de la Biblioteca 'Felipe González Márquez', situada en la calle Torneo, "las instalaciones se encuentran terminadas y totalmente acondicionadas", y, sin embargo, "no se puede abrir porque no hay personal contratado". No obstante, han habilitado una "pequeña" sala de estudio, para lo que "sólo hay trabajando una persona de seguridad".

Por otro lado, en la Biblioteca 'Julia Uceda', ubicada en los números del 57 al 59 de la calle Don Fadrique de la capital, "también hay varias zonas cerradas, puesto que "sólo hay dos compañeros trabajando de un total de diez que necesita la instalación para funcionar al completo".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.