La Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga celebra este domingo una jornada de puertas abiertas en el refugio de La Virreina con el objetivo de explicar a los malagueños el trabajo que realiza, intentar que aumenten las adopciones y recaudar fondos para el desarrollo de su labor en este centro, que, actualmente, acoge a unos 700 perros y gatos, cuando su capacidad es de menos de 300.

La presidenta de la Sociedad Protectora de Málaga, Carmen Manzano, ha informado a Europa Press de que hasta el próximo mes de junio todos los segundos domingos de cada mes, de 11.00 a 15.00 horas, abrirá sus puertas este centro, ubicado en el Camino de las Erizas, 4, para facilitar las adopciones y mostrar la labor que se desarrolla.

Precisamente, durante la jornada de este domingo, que cuenta con la colaboración, entre otros, de la Junta Municipal de Distrito de Palma-Palmilla, un grupo de voluntarios de la Protectora enseñarán, de 11.00 a 16.00 horas, las instalaciones del refugio y el trabajo que diariamente llevan a cabo con los animales acogidos, según ha señalado Manzano, quien ha precisado que también habrá una paella benéfica, un mercadillo solidario, sorteos y un taller de maquillaje infantil.

HACINAMIENTO

Según ha advertido Manzano, "entran muchísimos perros y gatos cada día en el refugio, pero no salen en igual proporción", lo que hace que se dé una situación de "hacinamiento" y que "las condiciones de vida de los animales sean precarias porque no tenemos sitio material donde tenerlos". Una situación que es todavía más delicada en el caso de los que se encuentran enfermos, ya que "es imposible tenerlos aislados".

En la actualidad, el refugio de La Virreina acoge a unos 700 animales, lo que supera con creces la capacidad de las instalaciones. Hay sobre todo perros —en torno a 460— y gatos —aproximadamente 240—, aparte de ejemplares de otras especies, como iguanas o tortugas.

Desde la Protectora están notando, además, un aumento en el abandono de camadas de perros, lo que la responsable de esta organización ha achacado a que "la gente no tiene ningún respeto hacia los animales", pero también a la difícil situación derivada de la crisis económica.

Manzano, quien ha insistido en que "cada vez son más los animales que llegan a la Protectora en un estado lamentable, necesitando cuidados muy específicos", ha indicado que todos los adoptados salen del refugio esterilizados, con su microchip, las vacunas correspondientes y desparasitados, lo que tiene un coste de 80 euros.

Consulta aquí más noticias de Málaga.