«En un mercado global no basta con un MBA»
. Foto
¿Cómo afronta Europa su pérdida de competitividad?

En Europa cada vez hay menos población, más vieja, que trabaja menos y que se enfrenta a otras regiones en las que pasa lo contrario. Se ha buscado una solución geográfica, con un superestado, en vez de un pensamiento común. Necesitamos una eurovisión más que un concurso de Eurovisión.

¿Estamos los trabajadores europeos asistiendo al final del estado de bienestar?

Sí, porque si no eres único, como un gran futbolista, vas a competir con millones de personas en todo el mundo. En un mercado global no basta con tener una ingeniería o un MBA. Puedes buscar un empleo basado en la proximidad o competir con  talento; y esto pasa en España, en China o en Turquía. Por primera vez, partimos de una cierta igualdad. No está escrito que Europa deba ser el centro de la economía global.

¿Qué iniciativas se pueden tomar para compatibilizar bienestar y competitividad?

El sector privado está haciéndose cargo de responsabilidades tradicionalmente en manos del Estado. En Alemania, Siemens está desviando parte de su asistencia sanitaria a la India, donde los médicos son mejores y más baratos. También debemos cambiar la concepción de la sociedad de bienestar desde el actual manejo de las debilidades del individuo hacia el crecimiento con sus puntos fuertes.

¿Se está adaptando la estructura social a las condiciones de trabajo?

Sí, hoy es más difícil formar familias porque hay muchas opciones. Hay demasiada responsabilidad sobre el individuo, que debe elegir y adivinar en qué es bueno. Y aún se juzga excesivamente al trabajador por el tiempo que dedica en lugar de por los resultados obtenidos.

Bio

Jonas Ridderstrale es profesor en la Universidad de Económicas de Estocolmo, coautor de los libros Funky Business y Karaoke Capitalism, ponente y consultor de numerosas corporaciones internacionales.