Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha hablado con los periodistas a su llegada a Nueva York para intervenir en la Asamblea de la ONU. EFE/JuanJo Martín

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha rechazado citar como testigo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la investigación sobre la supuesta contabilidad B en el PP, pero sí ha llamado a declarar al extesorero del partido Álvaro Lapuerta, imputado ya en el 'caso Bárcenas', para el próximo 4 de noviembre, a pesar de que los forenses estimaron que no se encontraba en "condiciones neuropsíquicas" para declarar.

En una providencia, el juez ha rechazado todas las peticiones de las acusaciones de citar como testigos a varias personas, entre ellas Federico Trillo.

De igual modo, el magistrado ha pedido un informe a la Intervención General del Estado (IGAE) sobre los registros contables en los que se recogieron la compra de la sede del PP de La Rioja y el embargo de 160.000 euros del PP de Pontevedra.

Imputado un gerente de PP

Por otro lado, el juez ha imputado al gerente del PP de Castilla-La Mancha, José Ángel Cañas, por la presunta percepción de una comisión de 200.000 euros a cambio de una adjudicación a una filial de la empresa Sacyr de una contrata de limpieza en el Ayuntamiento de Toledo.

Ruz ha adoptado esta decisión en un auto en el que cita a declarar como imputado a Cañas el próximo 6 de noviembre, día en el que también han sido llamados a declarar sobre este extremo el ya imputado presidente de Sacyr, Luis del Rivero, y otro miembro de esa empresa, Manuel Manrique.

En esa misma resolución el juez requiere al PP para que en cinco días aporte toda la información contable sobre la presunta percepción de esa comisión por parte de Cañas, de la que Bárcenas aportó un recibí supuestamente firmado por el gerente, por lo que Ruz ordena que se le someta a una pericial caligráfica para contrastar esa rúbrica.