'Avanzadoras', un encuentro de mujeres que transforman el mundo cambiando su comunidad

  • Intermon Oxfam organiza el primer encuentro internacional de mujeres 'avanzadoras' en el que participan líderes de América Latina, África y España.
  • Las activistas cuestionan la discriminación que sufren y desafían las injusticias.
  • Las mujeres cultivan el 80% de la comida en los países en desarrollo, donde el acceso a la propiedad les está vetado: solo poseen el 2% de las tierras.
  • BLOG: Avanzadoras, por Sole Giménez.
Raquel Vásquez reivindica que las mujeres guatematecas tengan derecho a la propiedad de la tierra, acceso a créditos y participación en las decisiones.
Raquel Vásquez reivindica que las mujeres guatematecas tengan derecho a la propiedad de la tierra, acceso a créditos y participación en las decisiones.
JORGE PARÍS

"Avanzadora: Mujer que se adelanta, progresa o mejora en la acción". Intermón Oxfam se ha inventado esta palabra, que no aparece en ningún diccionario, para nombrar a las mujeres que transforman el mundo liderando el cambio en sus comunidades, personas "capaces de levantarse teniéndolo todo en contra" y que "rompen los límites establecidos" abriendo camino a quienes van detrás de ellas.

Con el objetivo de dar su lucha a conocer, la ONG celebra este fin de semana en Madrid un encuentro internacional de 'avanzadoras' en el que participan mujeres llegadas de América Latina, África y también de distintos puntos de España. En Madrid, estos días coinciden Salvadora y Raquel —granadina la primera, guatemalteca la segunda— dos 'avanzadoras' que han roto límites en sus sociedades por exigir para las mujeres derechos universales.

Salvadora Moreno percibió "la injusticia y la violencia que se vivía por el hecho de ser mujer" siendo muy joven. "Por aquellos piropos desagradables en la calle, o ese tú no puedes estar aquí, las mujeres no van aquí ni allá". En su Órgiva natal se sentía "aislada" hasta que descubrió la conciencia feminista. "Fue una apertura del alma y empezar a ser persona consciente". Hoy, a sus 53 años, está orgullosa de la red de mujeres de La Alpujarra, que unifica a 39 asociaciones de la zona. Y destaca el potencial que tiene la mujer en la economía local, sobre todo en el sector del turismo rural. "Las mujeres de La Alpujarra con nuestro esfuerzo hemos ganado en autonomía. Mira, hace unos años éramos pocas las que conducíamos y nuestros encuentros eran casi actos de magia, en un entorno con medios de transporte escasos y unas carreteras tan complicadas", destaca.

A 9.000 kilómetros de Órgiva, la guatemalteca Raquel Vasquez, 37 años, huyó de un matrimonio violento (sexual y psicológicamente) cuando tenía 21 y gracias a que sus padres admitieron que regresara a vivir a la casa familiar, algo no muy habitual. Entonces hizo suya la causa por la defensa del derecho pleno de las mujeres a decidir por sus cuerpos y sus personas. "Nadie debe decidir por nosotras sin nosotras". Una de sus luchas principales, ahora, es el derecho de las mujeres al acceso a la propiedad de la tierra. "En Guatemala solo el 20% de las tierras están en manos de los campesinos, y de esas tierras solo el 6,5% está en manos de mujeres", denuncia Raquel.

"Las más fuertes entre los débiles"

Las mujeres producen el 80% del alimento en los países en desarrollo, pero mantienen vetado el acceso a la propiedad, denuncia la FAO.  Ellas son dueñas solo del 2% de las tierra, reciben menos del 10% de los créditos y solo el 5% de las inversiones en tecnología. De todo ello hablan en Madrid, 'avanzadoras' como Maribel Villar, que se dedica al cultivo del cacao de comercio justo en República Dominicana,  Juana Olivia, que alfabetiza a las mujeres en Chiapas, o Teresa López, defensora de los derechos de las mujeres rurales en España.

Intermón quisiera con esta campaña y este encuentro poner en valor la tarea de estas mujeres, "las más fuertes entre los débiles" y hacer ver que se trata de personas "que tienen metas, que se sienten capaces" y que se esfuerzan por "romper los límites" en sociedades donde ejercer derechos como hablar públicamente supone "jugarse la vida". Salvadora se llevará de vuelta a La Alpujarra "la fuerza y la alegría con la que se expresan las mujeres de África y América Latina". Raquel volverá a Guatemala contenta por haber "unido voces, pensamientos y criterio para exigir que las políticas globales que nos afectan sean analizadas y, de paso, pedir que los Gobiernos no tomen decisiones que afectan a nuestras vidas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento