Incluso a seis de ellos (todos del PSOE), se les asignará por primera vez una retribución de 51.433 euros brutos al año. Sólo el alcalde, Luis Díaz Alperi, quedará excluido de la subida, al alcanzar su salario cotas por encima de las aconsejadas por la Federación Valenciana de Municipios y Provincias.

La asignación de sueldos beneficia en exclusiva al PSOE, que de tener seis ediles liberados pasa a tener los 12. Y para cuatro de ellos se establece el incremento más importante, ya que pasan a cobrar 51.433 euros brutos al año, frente a los 36.578 euros que cobraba un edil de la oposición (un 40% más).

En el equipo de Gobierno la más beneficiada será la concejal de Urbanismo, Sonia Castedo, que pasará a cobrar 66.140 euros al año, un 31% más. Susana Sánchez, edil de EU, anunció que renunciará a subirse el sueldo, aunque le corresponde por ley.