La presidenta argentina, Cristina Fernández, está en pleno proceso de recuperación de la anestesia tras la operación quirúrgica a la que fue intervenida este martes para el drenaje de un hematoma craneal, según fuentes oficiales.

Cientos de personas han acudido a las puertas del hospital, en el centro de Buenos Aires, para expresar su solidaridad con la mandataria El portavoz presidencial, Alfredo Scoccimarro, anunció a los medios congregados en la puerta de la Fundación Favaloro, donde fue intervenida la mandataria, que la operación fue "satisfactoria" y que Fernández "está bien" y "de muy buen ánimo".

Scoccimarro explicó que la presidenta "saludó a todos, agradeció al equipo médico y a toda la gente que está rezando por ella".

Por su parte, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, confirmó, durante un acto público, que la "presidenta se está recuperando de la anestesia" tras la intervención quirúrgica, que se prolongó algo más de hora y media.

Scioli no dio más detalles sobre la operación a la que se ha sometido Cristina Fernández, que descansa en la clínica universitaria de la Fundación Favaloro y que, según estimaciones de los especialistas, deberá permanecer al menos 48 horas en cuidados intensivos.

"Hay que esperar el parte oficial", agregó el gobernador, que insistió en su deseo de "una pronta recuperación" a la presidenta. "¡Fuerza Cristina! Esto nos tiene que unir a todos los que queremos el bien para el país", reiteró. Cientos de personas han acudido a las puertas del hospital, en el centro de Buenos Aires, para expresar su solidaridad con la mandataria mientras se espera el informe médico oficial.

La mandataria argentina fue intervenida este martes por una colección subdural crónica diagnosticada el pasado sábado debido a un traumatismo craneal que sufrió el pasado septiembre. Cristina Fernández, que llegó a la Presidencia en diciembre de 2007, se sometió en enero de 2012 a otra intervención quirúrgica para extirparle la glándula tiroides.